Nacked cake de frutos rojos

8

¡¡¡ 21 añazos mi niño!!! Ainxxx, ¡qué rápido pasa el tiempo! Pero cuando le veo tan guapo y taaaaannnnn todo … ¡¡¡Es una pasada!!!

En fin, que para celebrar su cumpleaños con la familia me apetecía mucho hacer un pastel tipo tradicional, de esos que te cuentan que ya ha llegado el verano y que últimamente veo tanto en las mesas dulces de bodas y comuniones. Encontré muchas opciones y todas muy buenas, pero aquí vi lo que buscaba: bizcocho, frutos rojos (mi perdición), nata y mermelada. ¡Me enamoré!

Pero un único pastel no es suficiente: somos 17 sin contar con la última incorporación, nuestro bichón maltés Max. Así que al Nacked cake le acompañó una fantástica Crostata al Lemon curd y frutos rojos, que publicaré en breve.

Casi no hay variaciones respecto al original. Lo que sí que hice fue seguir con mi receta del bizcocho genovés que tan bien me funciona y aumentar un poco las cantidades de fruta y mermelada.

7

NACKED CAKE DE FRUTOS ROJOS

Para el bizcocho genovés:

  • 8 huevos  (si no son muy grandes)
  • 200 grs azúcar
  • 200 grs harina

Para el relleno y decoración:

  • 500 g de frutos rojos variados, frescos
  • 70 g de mermelada de fresas, cerezas, frambuesas, frutos rojos … (utilicé de cereza)
  • 200 ml de nata líquida para montar bien fría
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 2 cucharadas de azúcar glass + un poco extra para espolvorear

6

Bizcocho

Precalentar el horno a 180ºC y rociar con spray antiadherente (o mantequilla) los dos moldes de 20 cms.

Batir durante 10 minutos los huevos con el azúcar. Blanqueará y aumentará muchísimo de volumen.

Añadir la harina tamizada con movimientos envolventes y utilizando una espátula de goma.

Volcar la mezcla en los dos moldes y hornear durante 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Dejar enfriar dentro del molde, encima de una rejilla durante 10 minutos y pasado este tiempo desmoldar y dejar enfriar completamente sobre la rejilla.

Relleno

Lavamos, escurrimos y secamos cuidadosamente la fruta.

En un cuenco mezclamos 250 grs de fruta con la mermelada templada y dejamos macerar hasta que esté completamente fría.

Reservamos el resto para decorar.

Montamos la nata con unas varillas eléctricas, junto con el azúcar glas y el zumo de limón. Ha de quedar bien montada y refrigerar si no vamos a utilizarla inmediatamente.

Montaje de la tarta

Igualar los bizcochos, en caso de ser necesario, y limpiar bien de migas con un pincel.

Colocamos el primer bizcocho sobre el plato o tartera de servir. Extendemos una buena capa de nata montada, asegurándonos que queda bien cubierto y llega hasta los bordes. Guardamos un par de cucharadas para cubrir el otro bizcocho.

Escurrimos un poco (muy poco, casi nada para que gotee un poco la mermelada) la fruta que teníamos en maceración con la mermelada y la repartimos por la nata montada.

Cubrimos con el otro bizcocho y repartimos la nata montada restante en una fina capa.

Acabamos decorando con la fruta restante y espolvoreando azúcar glas.

Se conserva refrigerada y bien cubierta durante 2-3 días. Antes de consumir, dejar la tarta unos 20-30 minutos (según el clima) a temperatura ambiente fuera del frigorífico para que se aclimate.

5

Tiramisú de vainilla y frutos rojos

la foto 11

Cuando estaba preparando la entrada de hoy en el blog me he dado cuenta de una verdad universal sobre mí: soy una adicta a los frutos rojos. ¡Es verdad! Me gustan naturales, en mermeladas, secos, solos o mezclados. Los utilizo en bizcochos, panna cotta, mermeladas, en almíbar y ahora en tiramisú. Hay una única excepción: las infusiones. Mira, soy así de rara, el gustito de la fruta en las infusiones (y me gustan las infusiones a rabiar!!!) pués como que no. Para nada.

En fin y después de una confesión otra: este tiramisú está de vicio.

la foto 13

TIRAMISÚ  DE VAINILLA Y FRUTOS ROJOS

  • 200 grs de savoiardi (bizcocho de soletilla) o como en mi caso, una plancha de bizcocho genovés.

Para la crema

  • 250 grs de mascarpone
  • 150 grs de nata para montar
  • 4 yemas de huevo L
  • 125 grs de azúcar

Para el almíbar

  • 25 grs de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita de café de esencia de vainilla

Para decorar

  • Frutos rojos: arándanos, moras, frambuesas, grosellas, fresas a nuestra elección
  • Azúcar glas

Empezamos preparando el almíbar para que de tiempo a que se enfríe. Ponemos el agua y el azúcar en un cazo al fuego. Llevamos a ebullición y dejamos un minuto. Apagamos el fuego, añadimos la vainilla, mezclamos y reservamos.

Montamos la nata bien fría con 50 grs de azúcar y reservamos. Proseguimos batiendo las yemas con la mitad del azúcar restante, hasta que consigamos una mezcla densa. Añadimos el mascarpone y batimos todo junto hasta que esté uniforme y sin grumos. Reservamos.

Batimos las claras con el azúcar que aún no hayamos utilizado. Es mejor hacerlo con un batidor eléctrico hasta conseguir un punto de nieve no muy fuerte. Reservamos

Ahora, incorporamos poco a poco y con un espátula de silicona la nata y las claras montadas a la mezcla de yemas, azúcar y mascarpone. Reservamos.

Ponemos en el fondo de nuestros moldes los savoiardi o como en mi caso, recorté en una masa de bizcocho genovés círculos que después sirvieron para forrar los moldes. Bañar con el almíbar de vainilla y poner una capa de crema y otra de frutos rojos. Volver a cubrir con la crema y acabar con más frutos. Espolvorear con azúcar glas.

la foto 14