Red Velvet layer cake

image

La foto del corte me la ha enviado la homenajeada desde su fiesta de cumpleaños!!!!

Lo digo siempre, un Red Velvet sirve para todo: cumpleaños, santos, San Valentín , Navidad … es un clásico maravilloso que se adapta a cualquier celebración. Y para mí roza la perfección en cuanto a combinación de sabores.

image

Esta vez fue un layer para celebrar el 20 cumpleaños de Sara, una amiga de Francesc. De hecho, no lo sugerí yo ¡nooooooo!, fue voluntario por su parte. Empezó a hojear el libro de Bea Roque y cuando llegó al Red Velvet lo tuvo claro.

Esta vez fuí completamente fiel a la receta de Bea, ya que normalmente utilizo otra. Pero como en todos sus recetas, las indicaciones son perfectas y el resultado es éxito seguro. Así que: Moltes felicitats Sari!!! Per molts anys!!!!!!

image

 RED VELVET LAYER CAKE

Red velvet cake

  • 125 gr. mantequilla
  • 275 gr. azúcar
  • 2 huevos
  • 280 gr. harina repostería
  • 10 gr. cacao en polvo (utilizo Valor)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (Royal, levadura química)
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita sal
  • 240 gr. buttermilk (comprado o preparado por nosotros)
  • 2 cucharaditas colorante rojo en gel
  • 1 cucharadita vinagre blanco
  • 1 cucharadita extracto de vainilla

Cream cheese frosting

  • 125 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  •  270 gr. Queso Philadelphia, de la nevera
  •  500 gr. azúcar glass tamizado
  •  1 cucharadita de extracto de vainilla incolora
Precalentar el horno a 170º.
Preparar tres moldes desmoldables de 18 cm. engrasados y con papel de hornear en la base.
Tamizar y reservar en un bol la harina, cacao en polvo, polvo de hornear, bicarbonato, y sal.
Mezclar buttermilk, colorante rojo, extracto de vainilla, vinagre y reservar.
Batir la mantequilla con el azúcar, hasta que haya blanqueado y consigamos una mezcla esponjosa.
Añadir los huevo uno a uno. No añadir el siguiente hasta que el anterior se haya incorporado totalmente. Continuar batiendo 1 minuto después de cada huevo.
Añadir los ingredientes secos que teníamos reservados en tres veces, y los líquidos en dos veces. Comenzando y terminando con los secos.
Dividir la masa entre los tres moldes que habíamos preparado y alisar la parte superior de la masa con una espátula.
Hornear durante 25 – 30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.
Dejar enfriar los moldes sobre una rejilla durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo sacaremos los bizcochos de los moldes y los dejaremos enfriar durante al menos 45 minutos.
Cuando estén totalmente fríos, los envolveremos individualmente en papel film y los dejaremos reposar en la nevera durante la noche. Al día siguiente estarán más asentados el sabor y la textura del bizcocho.

 

Cream cheese frosting

Batir la mantequilla y el azúcar durante unos 3 minutos hasta que la mantequilla haya blanqueado y esté cremosa.

 Añadir el queso Philadelphia y batir hasta que esté justo incorporado.

 Finalmente añadir el extracto de vainilla incoloro.

Dejar enfriar un par de horas en la nevera hasta que se asiente un poco, antes de utilizarlo para rellenar y cubrir nuestra tarta.

La foto del corte me la ha enviado la homenajeada desde su fiesta de cumpleaños!!!!

 

BlackBerry swirl bundt cake (bizcocho de remolino de moras) y más postres del Pirineo

1

Pues si, aunque el bizcocho de hoy tenga un nombre tan, pero tan british, es un postre del Pirineo con todas las de la ley. Las moras son pirenaicas totales, las recogí en agosto y las tenía congeladas. Simplemente, las dejé descongelar y las utilicé para hacer este fantástico bizcocho. ¡Ah! Y la mermelada está hecha con las mismas moras.

BLACKBERRY SWIRL BUNDT CAKE (BIZCOCHO DE REMOLINO DE MORAS)

  • 200 grs de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de polvo de hornear (Royal)
  • 2 huevos L
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 270 grs de azúcar
  • 150 ml de yogurt natural (la receta original utilizaba crema agria)
  • 150 grs aprox de mermelada de mora casera
  • Un puñado extra de moras

4

Precalentar el horno a 180 grados. Mientras el horno se calienta, enmantequillar un molde desmontable o rociarlo con spray antiadherente.

Tamizar la harina con la sal y la levadura y reservar.

En un bol aparte, batir un poco los huevos con el extracto de vainilla. Reservar.

En otro bol, batir la mantequilla con el azúcar hasta que esta adquiera un color más blanquecino y el azúcar esté bien integrado. Añadir los huevos poco a poco, batiendo hasta que estén completamente incorporados.

Añadir a la mezcla la harina en tres veces alternándola con el yogur. Hay que comenzar y acabar con la harina, es decir: harina-yogur-harina-yogur-harina.

Colocamos unas cuantas moras en el fondo del molde y volcamos la masa en el molde. Cubrimos con  la mermelada de moras. Añadimos la masa restante y horneamos.

Con una brocheta o un cuchillo de punta, hacemos remolinos en la masa para mezclar la masa y la mermelada.

Horneamos una hora aproximadamente (dependerá del horno) o hasta que al introducir una brocheta o un cake tester salga limpio. Dejar enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos. Desmoldar pasado este tiempo, y dejar enfriar por completo antes de consumir.

Adaptación de la receta de Martha Stewart .

2

 

 

Compota de melocotones y moras … retomamos los postres del Pirineo!!!

300

¡Tenía completamente abandonados los postres del Pirineo! Pues os vais a aburrir ¡asegurado! Después de pasar aquí tres semanas he hecho taaantas mermeladas: de moras, de melocotón, de higo … hasta licor de leche y mermeladas novedosas que poco a poco también iré publicando.

Incluyo en Postres del Pirineu la compota de hoy porque los melocotones son de nuestro huerto y las moras recogidas en las montañas de los alrededores, así que está más que justificado.

200

Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y en este caso el Segre por Organyà, no puedo dejar de comentaros que el próximo fin de semana (4, 5 y 6 de septiembre) tendrá lugar la XIX Fira del llibre del Pirineu en Organyà. Es un acontecimiento de una gran importancia dónde concurren escritores ya consagrados y otros menos conocidos, hay charlas, exposiciones y también muestra gastronómica. Os aconsejo que si tenéis la posibilidad, no os lo perdáis.

¡Basta de cháchara y a la receta!

COMPOTA DE MELOCOTONES Y MORAS

  • 4 ó 5 melocotones, dependiendo del tamaño
  • 1 puñado de moras
  • 150 grs de azúcar
  • 200 ml de vino blanco
  • 1 rama de canela
  • 1 rama de vainilla

Lavar bien los melocotones y trocear quitando el hueso pero dejando la piel. Poner en un cazo con el azúcar, las especias y el vino blanco.

Dejar cocer a fuego lento durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo, añadir las moras y cocer entre 15 y 20 minutos más hasta que el vino se haya evaporado y la fruta esté blandita y cubierta de un almíbar espeso.

400

Se puede tomar tibia o caliente, sola o acompañando un bizcocho de frutas o con una bola de helado. ¡¡¡ESPECTACULAR!!!

Si la previsión es consumirla pasados unos días o semanas, podéis envasarla al vacío.

100
Evidentemente no son ni melocotones, ni moras. Nos han dicho que son cireres de pastor (cerezas de pastor) y no he podido resistirme a hacerles una fotografía ¡son tan fotogénicas!