Apple pie (Tarta de manzanas) con nueces y pasas

13

Cuando vi esta receta en Canal Cocina , tuve muy claro que no tardaría en hacerla … y ya la he hecho tres veces.

Aunque voy a ser sincera y reconocer que a mí todavía me ha costado menos trabajo, porque la he hecho con masa brisa comprada en el super. Ainxxx, lo siento … tenía mucha prisa. Pero vaya, si os pirráis por que sea completamente artesana, podéis seguir la receta de Canal Cocina o hacer vuestra propia masa brisa, clicando aquí .

15

APPLE PIE (TARTA DE MANZANA) CON NUECES Y PASAS

  •  2 paquetes de masa brisa o quebrada
  • 1 ½ Kg de manzanas a vuestra elección
  • Pasas y nueces
  • 45 grs. harina
  • 60 grs. azúcar moreno
  • Zumo de dos limones
  • 1 yema de huevo
  • 30 ml. nata montar
  • 2 cucharaditas de canela

Precalentamos el horno a 200ºC.

Preparamos el relleno pelando y cortando las manzanas y rociamos con el zumo del limón para que no se ennegrezcan. Añadimos la canela, el azúcar y la harina y mezclamos bien. Añadimos las pasas y las nueces y volvemos a mezclar. Dejamos reposar en la nevera.

Mezclamos la nata con la yema y reservamos.

Cubrimos un molde de aprox. 23 cms. con la masa escogida. Con mucho cuidado lo vamos adaptando al molde y dejamos sin cortar la masa que sobresale. Después nos servirá para sellar nuestro pastel.

Añadimos el relleno y cubrimos con otra masa que teníamos reservada. Pincelamos bien toda la circunferencia de nuestra tarta con la mezcla de nata y huevo y sellamos.

Pincelamos toda la superficie de la tarta con la mezcla de nata y yema de huevo y hacemos una incisión en forma de cruz en el centro para que pueda salir el vapor.

Horneamos a 180-190ºC durante unos 30 minutos. Veremos que la superficie empieza a estar dorada. Bajamos la potencia del horno a 160ºC y horneamos unos 50-60 minutos más. Las manzanas deben verse tiernas y burbujeantes.

Sacamos del horno y dejamos templar. Puede comerse templada o fría.

14

Tarta de mascarpone, romero y miel

10

Es bien cierto que no siempre llueve a gusto de todos. Y lo digo porque cuando hice esta tarta para una cena con invitados se hicieron dos bandos: o les encantó o no les gustó nada. No hubo término medio. A los partidarios del NO (que hay que reconocer que era una minoría) les echó atrás el sabor a miel. Y a los partidarios del SI (una apabullante mayoría), el punto de miel les pareció lo más.

Así que ya sabéis, si os gustan las tartas de queso y odiáis la miel (pa mataros, vaya!), esta no es vuestra tarta. Pero si os pirran las tartas de queso y la miel ¡no podréis comer un solo trozo! No pararéis hasta dejar las migas … de las que también  daréis buena cuenta (uff, hasta algún lametón se llevará el plato ;P )

Si es que lo tiene todo, es fácil, muy fácil y riquísima.

11

TARTA DE MASCARPONE, ROMERO Y MIEL

  • 3 huevos M
  • 200 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 200 gr de queso Mascarpone
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de galletas integrales con trocitos de frutos rojos (en la receta original eran de mantequilla)
  • 60 gr de miel de romero (en la receta original era miel infusionada, pero me ahorré el paso)
  • El zumo de 1/2 limón
  • Una pizca de sal
  • Unas ramitas de romero

Precalentamos el horno a 180º. Mientras se calienta, reducimos a polvo las galletas y las mezclamos con la mantequilla que deberá estar bastante blandita. Repartimos la mezcla en el fondo de un molde desmontable de 18/20 cms. Refrigerar en la nevera un rato.

Mezclamos los huevos, la miel, el queso cremoso, el mascarpone, el zumo de limón y la sal. Volcamos la mezcla sobre el fondo de galletas con mantequilla y horneamos durante 45-55 minutos.

Sacamos la tarta del horno y pasamos un cuchillo alrededor para desengancharla del molde. Así evitamos la tensión en la tarta y que se nos resquebraje. Dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.

Para servir, cubrimos con miel y decoramos con una ramita de romero.

La receta original es del blog Mi mundo dulce.

 9

Flan de huevo

 4

¡¡¡¡Hola!!!!  ¡¡¡Ya he vuelto!!! Después de muuuuuuchos días de estar totalmente inactiva (en el blog) debido a unos problemillas de salud que hemos tenido en casa, regreso de nuevo. Y además, con muchísimas ganas.

Y para celebrar la vuelta a casa (parezco el anuncio del turrón) y aunque no sea Navidad, os dejo un postre de los de siempre, de los que se han hecho, se hacen y se harán toda la vida. Uno de los favoritos de la peque de casa y que en lo único que se diferencia del que hacían nuestras abuelas es que utilizo la olla a presión para el baño maría: un delicioso flan de huevo.

6

FLAN DE HUEVO

  •  4 huevos tamaño L
  • 200 grs de azúcar + 3 cucharadas soperas para hacer el caramelo
  • 500 ml de leche

Empezamos haciendo el caramelo. En una sartén ponemos las tres cucharadas de azúcar, a las que añadimos una cucharada de agua. Ponemos a fuego medio removiendo hasta conseguir un caramelo dorado. Lo vertemos en la flanera y movemos para que se impregne por las paredes. Reservamos.

7

Batimos los huevos con el azúcar. Si os gusta que el flan tenga agujeritos (como es el caso de mi marido) el batido deberá ser más largo para conseguir las burbujas de aire. Si por el contrario, os apetece un flan más liso el batido ha de ser breve, lo justo para integrar los ingredientes.

Añadir la leche tibia y continuar el batido. Para aromatizar la leche, la podéis calentar con una rama de vainilla o canela.

Disponer la flanera en la olla a presión con un poco de agua. Aquí todo depende del tipo de olla que tengáis. La mía es de las normales, así que pongo agua para que cubra un poco menos de la mitad de la flanera y una vez que la válvula empieza a girar lo dejo 15 minutos.

Retirar del fuego y dejar hasta que pierda la presión. Sacar la flanera y enfriar completamente antes de volcar sobre el plato de servir.

8