Galletas de kimono de kárate

kar4Otro año más, y ya acumulamos nosécuantos!!! David, el pequeñajo de la family vuelve a celebrar su cumpleaños ¿seguro qué ya ha pasado un año? Así que, ponte a pensar qué le gusta y la verdad es que pensé poco: le va bastante el tema de las artes marciales y por ahí han ido los tiros.

Las galletas son ¡cómo no! las de siempre porque tienen un sabor muy bueno y aguantan divinamente el peso del fondant y hasta que “la clientela” no se queje …

Un petó ben gros David i què t’ho passis molt bé preciós!!! Feliç dia!!!

kar7

GALLETAS DE KIMONO DE KÁRATE

Ingredientes

  • 500 grs harina todo uso
  • 250 grs mantequilla en textura pomada (blandita)
  • 125 grs azúcar glas tamizado
  • 10 cucharadas (70 ml) de leche
  • Aroma al gusto o ralladura de limón o naranja o substituir 50 grs de harina por 50 grs de cacao en polvo.
  • Fondant blanco y colorantes en pasta o gel o fondant ya coloreado

Extender sobre la mesa la harina y el azúcar glas. Formar un volcán y en el centro poner la mantequilla, la leche y el aroma.

Con los dedos ir uniendo todos los ingredientes hasta que la masa sea homogénea. Dejar reposar en la nevera entre 30 minutos y 1 hora.

Dividir la masa en cuatro y estirar cada una de ellas entre dos hojas de papel de hornear hasta obtener el grosor deseado (5/6 mm). Enfriar en la nevera entre 1 y 2 horas.

Cortar las formas, disponer en una bandeja de horno y volver a enfriar en la nevera 30 minutos más.

Precalentar el horno a 180ºC y hornear las galletas unos 10/15 minutos.

Sacar del horno y dejar en la bandeja reposando 10 minutos. Pasado este tiempo, pasar a una rejilla hasta que estén completamente frías.

kar3

Decoración con fondant

Si utilizamos fondant blanco: cortar tantos trozos de fondant como colores necesitemos crear. Poner los trozos en recipientes y añadir el colorante con un palillo. Mezclar bien hasta obtener el color deseado.

Untar sobre la mesa o el mármol  un poquito de azúcar glas o maizena. Poner el fondant y estirar con un rodillo de fondant.

Cortar las formas con un cortapastas, de manera manual o utilizando cortadores de fondant. Y como os digo siempre: corta, pega, engancha y monta. Es como trabajar con plastilina, pero más gratificante porque al final te lo comes!!!!

Para enganchar a la galleta podemos utilizar un poquito de glasa, pegamento comestible o pasar un pincel humedecido en agua (muy, muy escurrido).

NOTAS:

  1. Los ingredientes han de estar a temperatura ambiente y la mantequilla en textura pomada.
  2. La mantequilla no puede ser margarina o light ya que debe tener 100% materia grasa.
  3. La temperatura del horno y el tiempo de cocción dependen lógicamente del horno que tengamos. A partir de los 14/15 minutos hay que ir vigilando para no pasarse o dar algún minuto más de horneado si quedan demasiado blancas.
  4. Una vez frías, se pueden decorar con glasa, fondant o comerlas así directamente.
  5. Esta masa se puede congelar de varias formas: cortada en porciones y bien envueltas en papel film o una vez estirada y cortadas las galletas.
  6. Si las guardamos bien, ya sea envueltas en papel de aluminio, film o en una lata de galletas y las mantenemos en un lugar fresco y seco nos aguantarán hasta un mes.
  7. Con el fondant de colores os ahorráis el tiempo de colorearlo, pero si lo hacéis vosotros poneros guantes para evitar teñiros las manos.

kar5

Galletas de Carnaval

image

Carnaval, Carnaval!!!!!! Ya ha llegado el Carnaval, con su alegría y su colorido y además todo está permitido, eso sí, desde el anonimato que da un disfraz y una máscara. Aunque os aconsejo que os comáis las galletas, que están de rechupete, y os compréis una bonita máscara a juego con el disfraz.

Divertiros a tope que luego ya se sabe: después de Don Carnal llega Doña Cuaresma!!!!!

image

 

¡Les galetes de l’Aina imparte su primer taller de galletas de Carnaval para mini-chefs!

IMG_0637

Ni en mis mejores sueños podía imaginarme que un día mi afición a la repostería, esa que me llevó a montar el blog, me permitiría impartir un taller de galletas … pero SIIIIIIIIIII.

Contactaron conmigo desde La Domus Sent Soví en Hostalric (Girona) para comentarme si estaría interesada en colaborar con ellos e impartir un taller infantil de galletas de Carnaval. Guardando la compostura y en una pose muy profesional contesté que POR SUPUESTÍSIMO!!!!!!. Estoy tan contenta, tan contenta … Además de lo ilusionante que es, hacerlo para niños es lo más: no puedo imaginarme un público mejor

Así que, aquí estoy, contenta, feliz y un pelín nerviosa. Con muchas ganas de que llegue el domingo y que los mini-chefs queden satisfechos con su creación: una galleta pirata como la que hice para mi sobrino David, aunque también tendremos la versión femenina!!!

 Espero poder hacer fotos de sus obras culinarias y en un próximo post os las enseño.

 En fin, voy a ver si dejo de hiper-ventilar y me centro en preparar el taller.

 Un besazo 😉

Coca de vidre de piñones, de chocolate y de azúcar

IMG_2136¡Ya sé hacer oficialmente masa de pizza! Gadgets & Cuina organizó unos talleres para aprender a hacer pizza en casa y pude conseguir una plaza y aunque la verdad es que no ha sido mi primera incursión en el mundo de las pizzas me ha resultado muy interesante.

En casa las dos por excelencia son la de queso (sin tomate ni cebolla) y la de jamón ibérico. Y también utilizo la masa para hacer coca de vidre (coca de cristal). Y como este blog es dulce, aprovecho la lección del taller al que he asistido para pasaros la receta.

La verdad es que para hacer la coca no siempre hago la masa: una buena base de pizza (refrigerada, no congelada) es un recurso fantástico para tener un postre rico en un tiempo récord.

Es una masa muy versátil, y como muestra un botón, con la misma base y poca variación podemos tener hasta cuatro cocas diferentes: coca de vidre de azúcar, coca de vidre de piñones, coca de vidre de chocolate y coca de vidre de piñones y chocolate.

IMG_2129

COCA DE VIDRE DE PIÑONES, DE CHOCOLATE Y DE AZÚCAR

Base (masa de pizza y/o coca)

  • 250 grs de harina de grano duro
  • 50 grs de sémola de grano duro
  • 40 ml de aceite
  • 150 – 200 ml de agua
  • 7 grs de levadura seca de panadero
  • 7-8 grs de sal
  • 4-5 grs de azúcar

Para la coca

  •  Aceite de oliva
  • Azúcar
  • Piñones
  • Chocolate en gotas o chocolate de cobertura blanco o negro.
  • Anís

Mezclar en un bol las dos harinas y la sal. Hacer un agujero en el medio y añadir el aceite, el agua y el azúcar. Dar un primer amasado ligero (quedará como unas migas) y añadir la levadura.

 En el taller nos dijeron que si el agua está a temperatura ambiente o fría, tardará más en levar y la masa estará más rica. Es decir, utilizando agua tibia la masa levará antes y estará muy buena y si utilizamos agua fría, necesitará mayor tiempo de reposo y estará muy, muy, buena. Es simplemente, una cuestión de tiempo.

Amasar firmemente durante 10 minutos para activar el gluten y dejar en reposo en la nevera un mínimo de 40 minutos. La masa gana en calidad si se deja más tiempo, no excediendo de 48 horas. Yo la tuve en la nevera 24 horas.

Se puede congelar la masa antes del tiempo de reposo o pasado este tiempo. Al descongelarla en la nevera hay que proseguir con el resto del proceso normal.

Sacar de la nevera, dividir la masa en dos, espolvorear harina en la superficie de trabajo y empezar a estirar con un rodillo. Si la masa se “resiste” y encoje al pasar el rodillo, dejarla un ratito para que pierda la tensión y proseguir hasta que tenga el grosor apropiado.

Horno precalentado a 170ºC. Cubrimos la bandeja en la que vayamos a hornearlos con papel sulfurizado o de horno.

Una vez estirada la cortamos en rectángulos. Los pincelamos bien con aceite de oliva y los espolvoreamos generosamente con azúcar.

Esta es la receta base y con ella conseguimos la coca de vidre y azúcar. Para hacer las de piñones, simplemente espolvoreamos a nuestro gusto, un puñado por encima.

IMG_2132

Horneamos unos 20 minutos más o menos (depende del horno), hasta que estén doraditas. Pasar del dorado al quemado es un suspiro, así que hay que tener mucho ojo.

Mientras se hornean las cocas, derretimos el chocolate en el microondas en tandas cortas de 20-30 segundos para que no se nos queme y reservamos.

Sacamos las cocas del horno y rápidamente pincelamos con anís. El olor que se esparce por la cocina y el chisporroteo que se oye son fantásticos!!!. Disponemos encima de una rejilla para que circule el aire y al enfriarse queden crujientes.

Mojamos en chocolate los extremos de algunas de las cocas y ya tenemos nuestras cuatro variantes: coca de vidre de azúcar, coca de vidre de piñones, coca de vidre de chocolate y coca de vidre de piñones y chocolate.

IMG_2133