Manzanas al horno con frutos rojos

IMG_2121

En su línea de postres ligeros y sabrosos, encontré en el blog de Maria Lunarillos un receta con manzanas riquísimas. Aproveché que había comprado unas manzanas completamente insípidas, una pena. Pero tuneadas y transformadas en postre invernal quedaron geniales!!!

Es como una renovación de un clásico, porque a ver ¿quién no ha comido manzanas al horno? Pués eso, es un clásico modernizado al utilizar frutos rojos y jarabe de agave. Por cierto, tenía este jarabe muerto de risa en un armario y está muy bueno, no tan dulce como la miel convencional.

IMG_2127

MANZANAS AL HORNO CON FRUTOS ROJOS

  • 4 manzanas
  • Jarabe de agave (o en su defecto, miel al gusto)
  • Una pizca de sal
  • 4 ramas de canela
  • Un pellizco de tomillo seco (opcional)
  • Un pellizco de nuez moscada recién molida
  • 100 g de frutos rojos: moras, grosellas, arándanos, etc. (frescos o congelados) y unos cuantos más para decorar
  • 4 cucharaditas de mantequilla
  • 250 ml de natural desnatado
  • Canela en polvo para decorar

Precalentamos el horno a 180º C .

Pincelamos con mantequilla una fuente de horno pequeña pequeña. Lavamos y retiramos el centro las manzanas con ayuda de un descorazonador o un cuchillo pequeño y bien afilado.

IMG_2123

Ponemos las manzanas en la fuente de horno y rellenamos con los frutos rojos. Rociamos con jarabe de agave y ensartamos una rama de canela en cada manzana.

Las espolvoreamos con tomillo, nuez moscada y una cucharada de jarabe de agave. Los frutos rojos deben quedrar bien empapados.

Colocamos una cucharada de mantequilla sobre el relleno y volvemos a mojar con otra cucharada de agave.

Horneamos durante media hora o hasta que las manzanas estén tiernas al pincharlas con una brocheta. Dejamos reposar un rato antes de servir decorando con frutos rojos, canela en polvo y aparte la salsa de yogur que habremos hecho mezclando éste con cuatro cucharadas de jarabe de agave y espolvoreando con un poco de canela en polvo.

IMG_2121

 

Mousse de limón

IMG_2103Siempre que puedo navego un poco por aquellos blogs que me gustan y me dan ideas y el de Maria Lunarillos es siempre una apuesta segura. Encontré una receta de  Miriam del blog El invitado de invierno que era muy, muy indicada como dulce post-navideño: al ser ligerita y suave nos podemos dar un capricho sin perjudicar mucho la línea y sin que nos dé, como dice Miriam, “un jamacuco” por falta de dulce.

La receta es igualica, igualica, con una pequeña diferencia y es que puse una ligera base de galleta y mantequilla. Eso sí, las galletas eran de avena, muy digestivas.

IMG_2106

MOUSSE DE LIMÓN

  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar blanquilla
  • Tres limones, ralladura y zumo
  • 80 g de agua fría
  • 10 g de gelatina en polvo
  • 300 ml de nata para montar, bien fría
  • 50 grs de mantequilla derretida
  • 100 grs de galletas trituradas
  • Frutos rojos variados para decorar

Derretimos la mantequilla en el microondas y mezclamos con la galleta triturada. Cubrimos el fondo del molde o moldes elegidos. En mi caso utilicé uno redondo grande de 20 cms y uno pequeño individual.

Rallamos la piel de los tres limones con un rallador  y los exprimimos. Reservamos la ralladura y colamos el zumo.

IMG_2112

Separamos las yemas de las claras. En un bol batimos la ralladura, el zumo de limón , el azúcar y las yemas durante unos 10 minutos hasta que la mezcla esponje y blanquee.

Ponemos el agua fría en un bol pequeño apto para microondas y agregamos la gelatina en polvo. Cuando esté hidratada metemos el bol en el microondas para calentarlo, en intervalos de pocos segundos, hasta que la gelatina se disuelva. Dejamos que se temple.

Cuando las yemas casi estén, agregamos el agua con la gelatina y paramos el montado.

Ponemos en un bol la nata bien fría y la montamos hasta que haga picos suaves. Añadimos la nata sobre las yemas montadas cuidadosamente y con movimientos envolventes con una espátula de silicona.

Montamos la nata bien fría hasta que hagan picos suaves y agregamos a la mezcla de yemas y nata, mezclando con delicadeza y hasta que no se aprecien grumos de clara.

Vertemos en el molde o moldes escogidos y dejamos refrigerar hasta que esté solidificado.

En el momento de servir, adornamos con los frutos rojos.

Hay que tener precaución con este postre ya que lleva huevos crudos y hay que consumirlo en máximo un par de días y mantenerlo siempre en la nevera.

IMG_2011

Coca de piñones

IMG_0118

Ya os he comentado en alguna ocasión que voy mucho al Pirineo de Lleida: tenemos una casa en Organyà, familia y muy buenos amigos allí. Es una zona preciosa en la que se puede hacer mil y una excursiones, relajarse y hasta ir de shopping (Andorra queda a un tiro de piedra). Y comer divinamente!!!!

A principios de septiembre se organiza la Fira del Llibre del Pirineu (Feria del libro del Pirineo) con conferencias, mesas redondas, entrega de premios literarios … Dura un par o tres de días y realmente es muy, muy interesante.

Toda esta explicación viene porque alguien me comentó que podía hacer un libro de mis recetas y presentarlo en la feria. Me halagó muchísimo y me dio ánimos para seguir trabajando en mi blog con el poco tiempo libre que tengo, pero es algo impensable: no tengo ni los conocimientos, ni el arte necesario … sin embargo me dio una idea, que no es otra que crear un apartado en mi blog que se llame Postres del Pirineu. Estoy completamente abierta a vuestras sugerencias e ideas y si conocéis alguna receta típica de la zona y me la queréis enviar, yo la haré y al publicarla diré quién me la ha pasado.

La primera de hoy viene de la mano de mi amiga Silvia. Ella la hizo el otro día y aunque no pude probarla, me envió una foto junto con la receta. A Silvia se la pasó Mercè de Cal Muntada.

IMG_0111

Es una coca de toda la vida con sus piñones y si queréis hacer como Silvia, rellenad de Nutella. ¡Una auténtica pasada! Tuve una reticencia que me hizo dudar bastante y es que el horno no debía estar precalentado. Le di unas cuantas vueltas, pero finalmente fui fiel al original y quedó muy rica, aunque como soy bastante tozuda la próxima vez probaré a precalentar y así veré si hay diferencia.

Otra duda que tuve fue con los piñones. En la receta original no especificaban cuándo había que incorporarlos aunque supongo que es tal y como lo he hecho.

COCA DE PINYONS (COCA DE PIÑONES)

  • 200 grs de harina
  • 200 grs de azúcar
  • 2 yogures naturales
  • 1 yogur de limón
  • 6 huevos
  • El zumo de 1 limón
  • ½ vaso del yogur de aceite
  • 1 sobre de levadura
  • Piñones (cantidad al gusto)
  • Nutella / natillas / mermelada para rellenar (optativo)

Separar las claras de las yemas. Montar las claras con una pizca de sal y reservar. Batir las yemas con el azúcar durante unos 10 minutos hasta obtener una pasta fina.

Añadir el aceite, el zumo del limón, los yogures y seguir batiendo. Con una espátula de silicona o de madera añadir las claras montadas, con movimientos envolventes para que no se bajen y después la harina mezclada con la levadura y previamente tamizada.

Volcar en un molde encamisado con mantequilla y harina o spray antiadherente (receta original papel de horno y enmantequillado). Espolvorear los piñones y abundante azúcar por encima e introducir en el horno a 150ºC aproximadamente unos 30/40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Dejar enfriar unos 10 minutos encima de una rejilla y dentro del molde. Pasado ese tiempo desmoldar y enfriar completamente sobre la rejilla.

Se puede rellenar de Nutella, mermelada, natillas o comer tal cual.

IMG_0119

Cupcakes de frambuesas

FullSizeRender (3)

¿Quién ha dicho que los cupcakes no pueden ser “sanos, sanísimos” y “ligths”? (juajuajua!!!!)  Bufff, sobre todo ligths. Pero en fin, añadiendo harina integral … seguro que son más sanos. Porque ricos, están muuuuyyyy ricos. De pecado, vaya!!!

CUPCAKES DE FRAMBUESAS (basado en la receta de El Rincón de Bea) CON COBERTURA DE CHOCOLATE BLANCO

Para los cupcakes
  • 110 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 180 grs de azúcar blanquilla
  • 2 huevos medida L
  • 125 grs de harina bizcochona integral
  • 120 grs harina todo uso
  • 125 m leche semidesnatada a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • Mermelada de frambuesa

Para los cupcakes

  • 250 grs de mantequilla
  • 250 grs de icing sugar
  • 2 cucharadas de leche semidesnatada
  • 150 grs de chocolate negro (utilicé Nestlé postres) o blanco

Para los cupcakes

  • Frambuesas

IMG_2093

Precalentamos el horno a 180º y disponemos las cápsulas en la bandeja de cupcakes. Reservamos.

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y el azúcar se haya disuelto totalmente y consigamos una mezcla cremosa, batiendo entre 5 a 7 minutos.

Incorporar los huevos uno a uno, no añadiendo el segundo hasta haber incorporado bien a la masa el primero. Mezclar las dos harinas en un bol aparte y en una jarra mezclar la leche con el extracto de vainilla.

Añadir un tercera parte de la harina a la mezcla de la mantequilla y batir bien. Continuar con una tercera parte de la mezcla de leche y vainilla y batir bien. Continuar así hasta acabar.

Incorporar tres cucharadas soperas de mermelada a la masa y mezclar sin que quede totalmente integrada para que queden restos.

Llenar las cápsulas a 2/3 de su capacidad y hornea durante 25 minutos o hasta que al pincharlos el palillo salga limpio. Retirar la bandeja del horno y dejar enfriar dentro durante 10 minutos. Pasado este tiempo los sacaremos y dejaremos enfriar sobre la rejilla.

Cuando estén fríos, hacemos un agujero en el centro, rellenamos con mermelada y volvemos a tapar.

IMG_2095

Para hacer el frosting derretimos en el microondas el chocolate (siempre en tandas de cómo máximo 30 segundos) y dejamos enfriar.

Tamizamos el icing sugar y lo batimos con la mantequilla y la leche a velocidad baja durante un minuto. Aumentamos la velocidad y batimos cinco minutos más mientras incorporamos poco a poco el chocolate tibio.

Introducimos en una manga pastelera con una boquilla rizada grande y decoramos los cupcakes con el frosting y las frambuesas.

IMG_2096

 
 

Tarta de fresas y fingers de chocolate

FullSizeRender

Que me gusta Lorraine Pascal no es ningún secreto (hasta los Reyes me han traido su último libro!!!) y cuando preparó esta tarta en Canal Cocina supe que no tardaría mucho en ponerla en práctica. Y la he hecho ya varias veces y de formas diferentes.

El “único”  punto de unión entre su receta y la mía es la estética, ya que ni el bizcocho, ni la cobertura son las mismas. Pero eso es  lo fantástico de esta tarta: se puede adaptar a cualquier bizcocho, a cualquier cobertura pringosa y rica, a chocolate blanco o negro, rodear con canutillos o con neulas. E incluso substituir la fruta por gominolas o bolas de chocolate. Al final del post incluiré una foto de la misma tarta pero rodeada con fingers blancos.

La famosa cocinera explica que visualmente es tan impactante que nadie cree que haya podido prepararla ella y la frase que siempre oye es: “I can’t believe you made that”.  Así que si ella logra asombrar a sus invitados, no veas lo bien que quedo yo cuando la hago!!!! No os lo penséis dos veces y adaptar la tarta a lo que más os guste, sorprenderéis a propios y extraños.

IMG_2090

Y eso es lo que intenté hace unos días. Recibí un encargo muy especial: mi tía cumplía 85 años (¡¡¡Felicidades!!!) y sus hermanos querían darle una sorpresa, así que mi madre me pidió que hiciese una tarta de cumpleaños. Me dejó libertad total, el único requisito era que el bizcocho fuese “blandito y rico” y conociendo a mi madre, que no llevase chocolate negro.

Personalicé la tarta con algunas banderolas y para completar el conjunto también hice unos cupcakes de frambuesas (receta en breve).

Bizcocho yogur

  • 1 yogur de fresa
  • 1 medida del yogur de aceite (utilizo de girasol o de oliva suave, la variedad arbequina)
  • 2 medidas del yogur de azúcar
  • 3 medidas del yogur de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura (Royal)
  • Pasta concentrada de fresas o esencia de fresas
  • Colorante rosa

Almíbar de fresas

  • 100 grs azúcar
  • 100 ml agua
  • 2 cucharaditas de pasta concentrada de fresas o esencia de fresa.

Ganache de chocolate blanco

  • 175 grs de chocolate blanco de  postre para fundir
  • 175 grs de nata líquida
  • 40 grs de mantequilla

Decoración

  • Fresas o frambuesas
  • Fingers de Cadbury
  • Un lazo rojo de raso

IMG_2087

Bizcocho de yogur

Precalentar el horno a 180ºC.

Con la batidora de varillas batir los huevos con el azúcar durante unos 5 minutos a máxima velocidad.

Añadir el yogur, el aceite, la pasta concentrada  y mezclar 10 minutos más. Incorporar la harina tamizada con la levadura a velocidad baja-media.

Verter la mezcla en un molde encamisado con mantequilla o spray antiadherente y hornear 35/40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Dejar 10 minutos dentro del molde, encima de una rejilla y pasado este tiempo desmoldar y dejar sobre la rejilla hasta que esté completamente frío.

Almíbar de fresas

Poner a hervir el agua con el azúcar hasta conseguir un almíbar no demasiado espeso. Retirar del fuego y añadir la pasta concentrada o la esencia.

Bañar el bizcocho cuando el almíbar esté completamente frío.

Ganache de chocolate blanco

Se pone la nata a calentar y antes de que hierva se retira del fuego. Se añade el chocolate y se mezcla bien. Cuando esté integrado se añade la mantequilla.

Dejar entibiar antes de utilizar. Siempre os digo que es preferible hacerlo con antelación para que la ganache coja cuerpo, pero para la receta de hoy no es necesario ya que nos conviene que quede más líquida.

IMG_2091

Montaje del pastel

Quitar el copete o la capa superior al bizcocho. No os preocupéis, no se desperdicia, siempre hay alguna alma caritativa dispuesta a dar buena cuenta. Otra opción es utilizar este bizcocho recortado para hacer cake pops.

Rascar los laterales con un rallador para igualar. Como la parte inferior del bizcocho está más perfecta le daremos la vuelta y así la parte superior que hemos cortado quedará abajo

Con un pincel bañar con almíbar el bizcocho inferior. Untar con mermelada uno de los bizcochos y cubrir con el otro.

Disponer encima de una rejilla y en la parte inferior un plato para recoger el chocolate que nos caiga al cubrir el bizcocho. Bañar el bizcocho con la ganache teniendo buen cuidado en que quede completamente cubierto.

Dejar secar un poco pero no mucho, debe quedar pegajoso al tacto para poder dar el toque espectacular a nuestra tarta: enganchar los fingers uno después de otro y colocados bien rectos.

Cuando hayamos finalizado esta “compleja operativa”, cubrir con las fresas o frambuesas, poner un lazo resultón … y todo el mundo os dirá: “¿Has hecho tú la tarta? ¡No me lo puedo creer!”.

IMG_1768

Tarta camiseta de futbol de fondant

IMG_1967

Mi hijo Francesc entrena a un equipo de fútbol infantil del barrio de Sants de Barcelona y tenia ganas de obsequiar a sus jugadores por el esfuerzo realizado. ¿Y qué mejor manera que hacerlo con algo dulce?

Pero claro, algo dulce es un concepto muy amplio: ¿galletas? ¿una tarta con el escudo del equipo cómo la que ya hice del Barça?¿una tarta de un campo de fútbol ¿¿¿¿???? Noooo, tenía ganas de hacer algo diferente, así que salió una tarta en forma de camiseta y con el escudo del club muy resultona.

El bizcocho escogido fue el del yogur, con mermelada de fresa y ganaché de chocolate negro. Para forrar y adornar utilicé fondant.

Hice el bizcocho en un molde rectangular. Lo abrí por la mitad y lo rellené con la mermelada. Después moldeé la camiseta sobre el bizcocho recortando lo que sobraba. Lo siguiente es lo de siempre: capa finita de ganaché, dejar secar hasta que esté firme al tacto y no se enganche al tocar y después cobertura de fondant y cortar y cortar y cortar  detallitos.

IMG_1968

TARTA PIÑATA CON BIZCOCHO DE YOGUR

Bizcocho yogur

  • 1 yogur de fresa
  • 1 medida del yogur de aceite (utilizo de girasol o de oliva suave, la variedad arbequina)
  • 2 medidas del yogur de azúcar
  • 3 medidas del yogur de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura (Royal)
  • Pasta concentrada de fresas o esencia de fresa líquida (utilicé esencia)

Almíbar de fresa

  • 150 grs azúcar
  • 150 ml agua
  • Extracto de fresa

Ganache de chocolate

  • 200 grs de chocolate de postre para fundir
  • 200 grs de nata líquida
  • 50 grs de mantequilla

Decoración

  • 1 bote de mermelada de fresa para rellenar
  • Fondant blanco y colorantes o fondant teñido.

Bizcocho de yogur

Precalentar el horno a 180ºC.

Con la batidora de varillas batir los huevos con el azúcar durante unos 5 minutos a máxima velocidad.

Añadir el yogur, el aceite, la pasta concentrada  y mezclar 10 minutos más. Incorporar la harina tamizada con la levadura a velocidad baja-media.

Verter la mezcla en un molde encamisado con mantequilla o spray antiadherente y hornear 35/40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Yo lo hice como os he explicado pero con una pequeña diferencia y es dividiendo la masa en dos y horneando, de esta forma no hace falta cortar el bizcocho por la mitad.

Dejar 10 minutos dentro del molde, encima de una rejilla y pasado este tiempo desmoldar y dejar sobre la rejilla hasta que esté completamente frío.

Almíbar de fresa

Poner a hervir el agua con el azúcar hasta hacer un almíbar no demasiado espeso. Retirar del fuego y añadir la esencia al gusto. La cantidad depende de si es en polvo, pasta o líquido. Bañar el bizcocho cuando el almíbar esté completamente frío.

Ganache de chocolate

Se pone la nata a calentar y antes de que hierva se retira del fuego. Se añade el chocolate y se mezcla bien. Cuando esté integrado se añade la mantequilla.

Es conveniente preparar la ganache  antelación y una vez fría, conservar en la nevera hasta el momento de su utilización. Ahora que ya lo tenemos todo, vamos a la preparación y montaje.

Montaje del pastel

Quitar el copete o la capa superior al bizcocho. No os preocupéis, no se desperdicia, siempre hay alguna alma caritativa dispuesta a dar buena cuenta. Otra opción es utilizar este bizcocho recortado para hacer cake pops.

Rascar los laterales con un rallador. Así lo igualáis y al cubrir con el fondant no se notarán las imperfecciones. Como la parte inferior del bizcocho está más perfecta le daremos la vuelta y así la parte superior que hemos cortado quedará abajo

Con un pincel bañar con almíbar el bizcocho inferior. Untar con mermelada uno de los bizcochos y cubrir con el otro.

Podéis hacer una plantilla de la camiseta o hacerlo a ojo. No es un modelo difícil, aún así hay que ir cortando con mucho cuidado. Es preferible tardar un poquito a dar un corte de más que no tenga vuelta atrás.

Ahora que ya tenemos el esqueleto de nuestra camiseta, cubrimos completamente los laterales y la parte superior con el ganache de chocolate. Reservar en la nevera para que coja cuerpo el chocolate y sea más fácil cubrir con el fondant.

Si es el caso, teñir el fondant y estirar. Con el rodillo alisar un poco, levantar, volver a estirar, volver a levantar y así sucesivamente hasta tener el grueso y la medida deseados. Para que el fondant no se quede enganchado en la superficie podéis espolvorear un poco de azúcar glas o maizena.

Una vez el fondant esté listo y con el bizcocho ya fuera de la nevera, envolver el fondant en el rodillo y cubrir. Es muy moldeable, como una plastilina y no os costará ir adaptándolo a la forma del bizcocho. Finalmente recortar el sobrante con un cortapizzas y ya está: ya tenemos la base de nuestra camiseta forrada de fondant.

A partir de aquí hay que ir recortando el fondant para acabar la camiseta: cortar las rayas del uniforme, los números (lo hice con unos moldes de galletas), y el escudo.  Poco a poco irá cobrando forma hasta quedar una estupenda camiseta del equipo que escogido.

IMG_1966

Dulce de membrillo

IMG_0098

Reconozco que el veranito es una maravilla y llega cargado de frutas y colores que para hacer postres y helados son una gozada. Pero ¿qué decir del otoño y el invierno? (y no es porque mi cumple sea en otoño … nooooooo). Castañas, calabazas, membrillos, palosantos …dan mucho juego ya sea en forma de tartas, bizcochos o cremas.

Y uno de los mejores postres de esta época para mí es el dulce de membrillo, o carne de membrillo o codonyat.

En esta receta he pelado los membrillos antes de cocerlos. Lo he hecho así para poder macerarlos durante unas cuantas horas. En alguna otra ocasión he cocido los membrillos con la piel y los he pelado después, pero me convence más esta versión.

IMG_0106

DULCE DE MEMBRILLO

  • 1 kg de membrillos en su punto
  • 800-1000 grs de azúcar (siempre entre un 75-80 % del peso de los membrillos en azúcar)
  • Zumo de un limón

Pelar los membrillos y trocear la pulpa. Rociarla con el zumo de limón y agregar el azúcar. Remover bien y dejar macerar en la nevera unas horas (mejor si es de un día para otro) para que se suelten todos los jugos y se ablande el membrillo.

Al día siguiente poner al fuego en una cazuela de fondo grueso y dejar cocer a fuego medio entre 45 minutos y una hora. Durante el proceso veremos que la mezcla se va transformando: se espesa y cambia de color pasando a ser de un bonito tono rojizo.

Un poco antes de finalizar la cocción, lo trituramos bien fino con la batidora. Aquí es muy importante tener cuidado porque corremos el riesgo que salpique y quema mucho.

Debemos cocer hasta que la mezcla no nos resulte muy líquida. Llegados a este punto, pincelamos un molde con un poquito de aceite de girasol o spray desmoldante y vertemos el dulce de membrillo.

Dejamos enfriar completamente y guardamos en la nevera. Para consumir simplemente hay que desmoldar y servir.

Además de una fantástica merienda dulce, casa muy bien con queso tipo burgos, mató o tetilla. Además, al tener una proporción tan alta de azúcar se conserva perfectamente en la nevera (en un recipiente hermético) durante varios meses.

IMG_0102