Tiramisú navideño con amigos

IMG_1859

El inicio de las celebraciones navideñas no tiene un calendario exacto y cuando es con amigos todavía menos: cualquier día es bueno.

Así que mi primera celebración de las Navidades 2014 fue a principios del mes de diciembre en casa. Una fantástica reunión de amigos en la que cada uno aportó una especialidad y yo puse el postre.

El menú fue una maravilla: canapés de hojaldre, pulpo a la gallega, revuelto de setas, lomo envuelto en hojaldre con mermelada, ensalada de cabra, tortilla de patatas, pastel de crepes de salmón, paté  … seguro que me dejo algo!!!

Moltes gràcies a tots per una estupenda vetllada: Silvia i Josep, Lourdes i Josep Mª, Consól i Toni, Àngels i Sisco, Natàlia i Lluis, Montse i Gerard i al meu maridet Francesc!!!! I a tots els peques …

El postre escogido fue tiramisú. No lo había hecho nunca, pero realmente no es un postre difícil. Seguí un par de premisas, que para mí resultaron básicas. Una es conseguir un mascarpone italiano (compré dos uno italiano y otro que no lo era y el italiano es más cremoso). Y el café espresso tipo italiano, fuerte.

IMG_1858

Un punto a tener en cuenta es la conservación de este postre ya que trabajamos con huevos frescos que no se cocinan. Una vez preparado guardado en la nevera no puede estar más de un par de días antes de consumirlo , así que hay una opción que consiste en precintar el molde y congelarlo. Yo lo hice así y quedó buenísimo. Hay que tener la precaución de envolverlo bien con film transparente o dispuesto en un recipiente hermético. Aguanta un mes aproximadamente. Y el día que queramos consumirlo, sacamos del congelador y pasamos directamente a la nevera (NO temperatura ambiente) como mínimo cuatro horas antes.

 TIRAMISÚ

Para 12 personas

  •  6 huevos
  • 125 grs de azúcar
  • 500 grs de mascarpone
  • 1 pellizco de sal
  • 400 grs de savoiardi (bizcocho de soletilla)
  • Café espreso
  • Cacao en polvo (utilicé Valor) para espolvorear el tiramisú
  • Chocolate blanco rallado para decorar

Preparar el café (en mi caso unos 6 espressos, pero supongo que depende de la máquina) añadiendo un par de cucharadas de azúcar. Dejar enfriar.

Separar las claras de las yemas y batir estas últimas con la mitad del azúcar. Es mejor hacerlo con un batidor eléctrico hasta conseguir una mezcla cremosa.

Añadir el mascarpone y batir todo junto hasta que esté uniforme y sin grumos. Reservar.

Montar las claras con un pellizco de sal. A medio montar añadir el azúcar espolvoreando para que el peso no haga bajar las claras. Continuar hasta que estén a punto de nieve fuerte.

Añadir a la mezcla de yemas, mascarpone y azúcar con una espátula de silicona  de forma suave y con movimientos envolventes para no desmontar las claras hasta tener preparada la crema.

Poner una cucharada en el molde escogido (puede ser uno grande o hacerlo de forma individual). Mojar los bizcochos de uno en uno en el café teniendo cuidado de no empaparlos en exceso. Disponer en el molde cubriendo bien todo el fondo.

Cubrir con una capa generosa de crema y repetir el proceso de poner los bizcochos cambiando el sentido, es decir, si los primeros estaban horizontales en la segunda capa deberán estar verticales y cubrir de crema.

Espolvorear chocolate en polvo y adornar con ralladura de chocolate blanco.

Dejar reposar en la nevera tres o cuatro horas antes de servir para que la crema coja cuerpo.

 

IMG_1857

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s