Tiramisú navideño con amigos

IMG_1859

El inicio de las celebraciones navideñas no tiene un calendario exacto y cuando es con amigos todavía menos: cualquier día es bueno.

Así que mi primera celebración de las Navidades 2014 fue a principios del mes de diciembre en casa. Una fantástica reunión de amigos en la que cada uno aportó una especialidad y yo puse el postre.

El menú fue una maravilla: canapés de hojaldre, pulpo a la gallega, revuelto de setas, lomo envuelto en hojaldre con mermelada, ensalada de cabra, tortilla de patatas, pastel de crepes de salmón, paté  … seguro que me dejo algo!!!

Moltes gràcies a tots per una estupenda vetllada: Silvia i Josep, Lourdes i Josep Mª, Consól i Toni, Àngels i Sisco, Natàlia i Lluis, Montse i Gerard i al meu maridet Francesc!!!! I a tots els peques …

El postre escogido fue tiramisú. No lo había hecho nunca, pero realmente no es un postre difícil. Seguí un par de premisas, que para mí resultaron básicas. Una es conseguir un mascarpone italiano (compré dos uno italiano y otro que no lo era y el italiano es más cremoso). Y el café espresso tipo italiano, fuerte.

IMG_1858

Un punto a tener en cuenta es la conservación de este postre ya que trabajamos con huevos frescos que no se cocinan. Una vez preparado guardado en la nevera no puede estar más de un par de días antes de consumirlo , así que hay una opción que consiste en precintar el molde y congelarlo. Yo lo hice así y quedó buenísimo. Hay que tener la precaución de envolverlo bien con film transparente o dispuesto en un recipiente hermético. Aguanta un mes aproximadamente. Y el día que queramos consumirlo, sacamos del congelador y pasamos directamente a la nevera (NO temperatura ambiente) como mínimo cuatro horas antes.

 TIRAMISÚ

Para 12 personas

  •  6 huevos
  • 125 grs de azúcar
  • 500 grs de mascarpone
  • 1 pellizco de sal
  • 400 grs de savoiardi (bizcocho de soletilla)
  • Café espreso
  • Cacao en polvo (utilicé Valor) para espolvorear el tiramisú
  • Chocolate blanco rallado para decorar

Preparar el café (en mi caso unos 6 espressos, pero supongo que depende de la máquina) añadiendo un par de cucharadas de azúcar. Dejar enfriar.

Separar las claras de las yemas y batir estas últimas con la mitad del azúcar. Es mejor hacerlo con un batidor eléctrico hasta conseguir una mezcla cremosa.

Añadir el mascarpone y batir todo junto hasta que esté uniforme y sin grumos. Reservar.

Montar las claras con un pellizco de sal. A medio montar añadir el azúcar espolvoreando para que el peso no haga bajar las claras. Continuar hasta que estén a punto de nieve fuerte.

Añadir a la mezcla de yemas, mascarpone y azúcar con una espátula de silicona  de forma suave y con movimientos envolventes para no desmontar las claras hasta tener preparada la crema.

Poner una cucharada en el molde escogido (puede ser uno grande o hacerlo de forma individual). Mojar los bizcochos de uno en uno en el café teniendo cuidado de no empaparlos en exceso. Disponer en el molde cubriendo bien todo el fondo.

Cubrir con una capa generosa de crema y repetir el proceso de poner los bizcochos cambiando el sentido, es decir, si los primeros estaban horizontales en la segunda capa deberán estar verticales y cubrir de crema.

Espolvorear chocolate en polvo y adornar con ralladura de chocolate blanco.

Dejar reposar en la nevera tres o cuatro horas antes de servir para que la crema coja cuerpo.

 

IMG_1857

Popovers con moras

IMG_1810

Hace tiempo que tenía en el tintero la receta de los popovers. La traducción de este nombre tan rumboso es “saltar por encima” y supongo que se refiere a la masa que sube por las cavidades del molde y lo supera cuando se está horneando. Aunque en mi caso, más que saltar ha dado un pasito largo porque no tengo el molde adecuado, que es como el de muffin pero más estrecho y largo y no ha subido hasta arriba todo lo que la receta exige.

A parte de este pequeño fallito estético, entiendo que el sabor es el mismo independientemente del molde. Es como una masa de crep hueca y la versión dulce para desayunar está muy buena. A ver si pruebo también a hacer la salada.

Además es rápido de hacer y nada, nada difícil. Vamos, una bicoca de receta.

Puse en el interior moras que tenía congeladas de la recolección veraniega, pero cualquier fruto rojo le pega de maravilla. Después mantequilla y mermelada rica, rica y a desayunar!!!

IMG_1814

POPOVERS CON MORAS FRESCAS

  • 2 huevos medida L
  • 125 grs de harina
  • 220 ml de leche
  • 10 grs de mantequilla
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • Mantequilla derretida o spray antiadherente para pintar el molde
  • Moras

Mientras se va calentando el horno batimos en un bol la leche, los huevos y la mantequilla con una batidora eléctrica hasta que la mezcla quede esponjosa.Llenamos las cavidades del molde con la mezcla en 2/3 partes y añadimos algunas moras. Horneamos unos 30-40 minutos. Deberán estar inflados y dorados.

Hay que servir calientes o tibios, acompañados de mermelada y mantequilla y cubiertos con una generosa capa de azúcar glas.

Añadimos la harina, la sal y el azúcar y removemos con una espátula de silicona hasta que la mezcla esté sin grumos. Hay que tener cuidado y no sobremezclar: solo lo justo para tener una masa homogénea.

Precalentar el horno a 190º y engrasar la bandeja con mantequilla derretida o spray antiadherente.

Mientras se va calentando el horno batimos en un bol la leche, los huevos y la mantequilla con una batidora eléctrica hasta que la mezcla quede esponjosa.

Añadimos la harina, la sal y el azúcar y removemos con una espátula de silicona hasta que la mezcla esté sin grumos. Hay que tener cuidado y no sobremezclar: solo lo justo para tener una masa homogénea.

Llenamos las cavidades del molde con la mezcla en 2/3 partes y añadimos algunas moras. Horneamos unos 30-40 minutos. Deberán estar inflados y dorados.

Hay que servir calientes o tibios, acompañados de mermelada y mantequilla y cubiertos con una generosa capa de azúcar glas.

IMG_1813

Tarta de fruta de la pasión con ganache de chocolate

FullSizeRender

Esta receta merecía una entrada hace días, pero entre unas cosas y otras, la verdad es que me despisté completamente.

Es una tarta riquísima que hice para celebrar el cumpleaños de mi papi: un adolescente rebelde de 7?? añitos de nada.

El bizcocho es el del yogur: admite tantas variantes y posibilidades !!! Utilicé pasta concentrada para dar sabor. Me gusta mucho más que las esencias y colorean la masa de una forma muy suave.

TARTA DE FRUTA DE LA PASIÓN CON GANACHE DE CHOCOLATE

Bizcocho yogur

  • 1 yogur natural
  • 1 medida del yogur de aceite (utilizo de girasol o de oliva suave, la variedad arbequina)
  • 2 medidas del yogur de azúcar
  • 3 medidas del yogur de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura (Royal)
  • 1 cucharadita de pasta concentrada de fruta de la pasión

Ganache de chocolate

  • 200 grs de chocolate de postre para fundir
  • 200 grs de nata líquida
  • 50 grs de mantequilla

Relleno

  • Mermelada de melocotón
  • Confeti de azúcar para decorar

IMG_1838

Bizcocho de yogur

Precalentar el horno a 180ºC.

Con la batidora de varillas batir los huevos con el azúcar durante unos 5 minutos a máxima velocidad.

Añadir el yogur, el aceite, la pasta concentrada  y mezclar 10 minutos más. Incorporar la harina tamizada con la levadura a velocidad baja-media.

Verter la mezcla en un molde encamisado con mantequilla o spray antiadherente y hornear 35/40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Yo lo hice como os he explicado pero con una pequeña diferencia y es dividiendo la masa en dos y horneando dos veces, de esta forma no hace falta cortar el bizcocho por la mitad.

Dejar 10 minutos dentro del molde, encima de una rejilla y pasado este tiempo desmoldar y dejar sobre la rejilla hasta que esté completamente frío.

Ganache de chocolate

Se pone la nata a calentar y antes de que hierva se retira del fuego. Se añade el chocolate y se mezcla bien. Cuando esté integrado se añade la mantequilla.

Es conveniente preparar la ganache con un par de días de antelación y una vez fría, conservar en la nevera hasta el momento de su utilización. Ahora que ya lo tenemos todo, vamos a la preparación y montaje.

Antes de empezar el montaje nos aseguramos que los dos bizcochos están lo más preparados posibles para recibir la cobertura. Con un rallador finito raspamos todas la irregularidades que pueda tener. Después pasamos un pincel para deshacernos de las migas.

Entre los dos bizcochos ponemos una capa generosa de mermelada de melocotón y cubrimos con una fina capita de ganache de chocolate. Dejamos en la nevera hasta que se haya endurecido.

Ponemos la ganache restante en el microondas unos segundos hasta que tenga una consistencia un poco (no demasiado) líquida. Colocamos el bizcocho en una rejilla y debajo de esta un plato (ahora veréis porqué) y vertemos la ganache por encima. Dejamos que vaya cayendo por todo el bizcocho (y el que sobra va al plato). Antes de endurecerse decoramos con confeti de colores.

IMG_1836