Bread and butter pudding (Pudin de pan y mantequilla)

IMG_1915

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce  para el mes de febrero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: PUDIN DE PAN Y MANTEQUILLA (bread and butter pudding).

Sinceramente, no estaba en mi lista de recetas imprescindibles y quizás por eso cuando vi la propuesta de Whole Kitchen me pareció estupendo: un postre en el que no había pensado y en el que los ingredientes eran sencillos, asequibles y con un gran resultado final.

IMG_1913

En este dulce se utiliza pasas o cualquier otro tipo de frutas deshidratadas y pan o bollería. Así que maté dos pájaros de un tiro, porque unos días antes había hecho naranjas acarameladas para el Reto de Tía Alia del mes de febrero y también tenía unos scones congelados y decidí utilizar ambas cosas para confeccionar el postre.

Los scones (prometo subir post en breve) me gustan con mantequilla, con mermelada, con nata, pero siempre con una buena y gran taza de te. Así que utilizar mis riquísimos scones en un postre tan british me pareció de lo más apropiado.

IMG_1898

BREAD AND BUTTER PUDDING (PUDIN DE PAN Y MANTEQUILLA)

  • 120 grs de pan (en mi caso de scones)
  • 150 grs de leche
  • 150 grs de nata líquida
  • 70 grs de fruta deshidratada (utilicé la naranja acaramelada)
  • 1 vaina de vainilla
  • 75 grs de azúcar
  • 2 huevos
  • caramelo líquido
  • mantequilla

Abrir la vaina de vainilla de manera longitudinal y raspar el interior. Poner en un cazo la leche, la nata y la vainilla (la vaina y el interior). Llevamos a ebullición y retiramos del fuego. Reservamos hasta que la mezcla esté templada.

Cortamos el pan, los scones o bollitos si lo preferimos en rodajas no muy gruesas y las untamos de mantequilla. Reservamos.

Picamos la naranja en trocitos pequeños y reservamos.

Batimos lo huevos con el azúcar y añadimos a la mezcla de leche. Mientras, en un recipiente apto para el horno cubrimos el fondo con caramelo líquido y montamos una primera capa de pan. Añadimos trocitos de naranja y vertemos un poco de la mezcla de huevos y leche. Seguimos haciendo capas de pan, fruta deshidratada y huevos con leche. Dejamos reposar unos 15 minutos y después introducimos en el horno previamente precalentado a 180ºC durante 40 minutos.

Pasado este tiempo (o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio), sacamos del horno, dejamos enfriar y desmoldamos. Se puede tomar con nata montada, aunque tal cual está buenísimo.

IMG_1914

Naranjas acarameladas

IMG_1885

El mes pasado no pude participar en el Reto de Tía Alia, así que tenía muy claro que para este mes de febrero sacaría tiempo de debajo de la piedras para hacerlo. Pero Carmen, muy previsora ella, nos ha puesto una recetita dulce muy rica y sin demasiadas complicaciones: naranjas acarameladas.

TIAALIAFEB

Empecé pensando que haría las naranjas tal cual estaban publicadas, pero me fui animando y variando cosas y al final les di mi propio toque.

IMG_1894

NARANJAS ACARAMELADAS

  • 2 naranjas (para cortar en rodajas)
  • 100 ml zumo de naranja
  • 100 grs azúcar moreno
  • Anís estrellado
  • 1 cucharadita de azúcar aromatizado de jengibre y naranja (lo compré en Navidad en el Lidl)

Lavar las naranjas y cortar en rodajas finitas. Hacer un almíbar con los dos tipos de azúcar, el zumo de naranja y el anís estrellado. Cuando tengamos un almíbar no demasiado espeso, sumergimos las rodajas de azúcar y dejamos durante unos cinco minutos. Apartamos del fuego hasta que esté tibio y disponemos las rodajas sobre papel de horno ligeramente aceitado.

Si queremos, podemos introducir en el horno no muy fuerte (90 – 100ºC) durante unos minutos, hasta que las naranjas estén secas. Yo no lo hice, porque utilicé las naranjas para la receta dulce de Whole Kitchen del mes de febrero y no me hacía falta que estuviesen tan secas.

También podemos derretir chocolate y sumergir la mitad de cada una de las rodajas.

IMG_1893

Galletas Angry Birds para el cumpleaños de David

IMG_1919

El pequeñín de la familia ya es un hombretón y hoy cumple 7 años. ¡Moltes felicitats David! Entre hijos y sobrinos las edades de los “niños” de casa oscilan entre 7 y 23 años, así que no engaño cuando digo que es el pequeñín. Y para celebrarlo “su tieta” (que soy yo) le ha hecho unas galletas de Angry Birds para repartir a sus compañeros de cole. Están hechas con todo el cariño del mundo, así que espero que les gusten mucho a todos.

IMG_1921

GALLETAS ANGRY BIRDS

Ingredientes

  • 500 grs harina todo uso
  • 250 grs mantequilla en textura pomada (blandita)
  • 125 grs azúcar glas tamizado
  • 10 cucharadas (70 ml) de leche
  • Aroma, ralladura de limón o naranja o substituir 50 grs de harina por 50 grs de cacao en polvo.(utilicé de vainilla)

Preparación

Precalentar el horno a 180º.

Extender sobre la mesa la harina y el azúcar glas. Formar un volcán y en el centro poner la mantequilla, la leche y el aroma.

Con los dedos ir uniendo todos los ingredientes hasta que la masa sea homogénea. Dejar reposar en la nevera entre 30 minutos y 1 hora.

Colocar la masa entre dos hojas de papel de hornear y estirar hasta obtener el grosor deseado (5/6 mm). Enfriar en la nevera entre 1 y 2 horas.

Cortar las formas, disponer en una bandeja de horno y volver a enfriar en la nevera 30 minutos más. Hornear a 180º unos 10/15 minutos.

Sacar del horno y dejar en la bandeja reposando 10 minutos. Pasado este tiempo, pasar a una rejilla hasta que estén completamente frías.

Decoración fondant

  • Fondant blanco o coloreado
  • Colorantes en gel

Cortar tantos trozos de fondant como colores necesitemos crear.

Poner los trozos en recipientes y añadir el colorante con un palillo. Mezclar bien hasta obtener el color deseado.

Untar sobre la mesa o el mármol  un poquito de azúcar glas. Poner el fondant y estirar con un rodillo de fondant.

Cortar las formas con un cortapastas, de manera manual o utilizando cortadores de fondant.

Para enganchar el fondant podemos utilizar un poquito de glasa, pegamento comestible o en su defecto pasar un pincel humedecido en agua (muy, muy escurrido).

IMG_1916

NOTAS GALLETAS:

  1. Los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, a excepción de la mantequilla que deberá estar en textura pomada. Si está muy dura, la ponéis 30 segundos en el microondas en función descongelar. Se puede añadir tramos de aprox. 20 segundos, pero siempre vigilando que quede blanda, no líquida.
  2. La mantequilla no puede ser margarina o light ya que debe tener 100% materia grasa.
  3. La temperatura del horno y el tiempo de cocción dependen lógicamente del horno que tengamos. A partir de los 14/15 minutos hay que ir vigilando para no pasarse o dar algún minuto más de horneado si quedan demasiado blancas.
  4. Una vez frías, se pueden decorar con glasa, fondant o comerlas así directamente.
  5. Esta masa se puede congelar de varias formas: cortada en porciones y bien envueltas en papel film o una vez estirada y cortadas las galletas.
  6. Si las guardamos bien, ya sea envueltas en papel de aluminio, film o en una lata de galletas y las mantenemos en un lugar fresco y seco nos aguantarán hasta un mes.

IMG_1922

Popurrí de cupcakes de San Valentín: Red Velvet con frosting de queso y Nesquik de fresa con cobertura de chocolate blanco

IMG_1868

Definitivamente, estamos en San Valentín. No soy mucho yo de esta fiesta, eso de tener que decir “te quiero” porque lo marque el calendario no me parece muy romántico. Pero en fin, cualquier ocasión es buena para zamparse unos riquísimos cupcakes y además me han pasado un encargo de cupcakes sanvalentineros … y ¿qué cupcake es más romántico que un Red Velvet con su frosting de queso? Vamos, que a mí me hace gritar:¡Viva San Valentín!!!!!

IMG_1878

Y digo yo, ya  metidos en harina (y en azúcar, y queso, y huevos y …) ¿porqué no hacer más de un tipo y así que cada uno escoja su favorito? Pues a lo dicho, Popurrí de cupcakes: Red velvet y Nesquik de fresa. Un mega-post y dos recetas.

El Red Velvet es un clásico en mi casa: en cupcake  (la única variación esta vez ha sido cambiar la mantequilla por aceite, suavito, eso sí), en bundt  y el de Nesquik de fresa es una variante  de los muffins de Nesquik de plátano que hice anteriormente. Ricos, ricos, los dos.

IMG_1871

 CUPCAKES RED VELVET CON FROSTING DE QUESO

  • 55 grs de aceite de oliva suave o de girasol
  • 150 grs de  azúcar
  • 1 huevo
  • 1  cucharada rasa de cacao sin azúcar (utilicé Valor)
  • Colorante en gel rojo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120 ml de  buttermilk (si no encontráis en el super, se puede preparar mezclando 120ml de leche con 1/2 cucharada de zumo de limón. Después de 5 minutos hemos conseguido buttermilk)
  • 150g de  harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

FROSTING DE QUESO

  • 200 grs de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 65 grs de mantequilla
  • 100 grs de azúcar glas

Precalentar el horno a 170º y montar las cápsulas de cupcakes en la bandeja. Pueden ser cupcakes grandotes (10 ó 12)o mini-cupcakes (unos 35/38).

Tamizar la harina con el cacao y reservar.

Batir el azúcar con el aceite en un bol. Sin dejar de batir añadimos el huevo y el extracto de vainilla.A continuación, añadir la mitad de la mezcla de harina con cacao y el buttermilk.

Después incorporamos el resto de la harina.

Cuando la mezcla sea homogénea, añadir el colorante rojo (el mejor para mi gusto el RED EXTRA de Sugar Flair, me lo aconsejaron en Gadgets Cuina y por lo que he visto también es el favorito de Alma Obregón de Objetivo Cupcake Perfecto) y ajustar la cantidad necesaria para lograr la intensidad deseada.

Finalmente, en un vasito, se mezcla el vinagre con el bicarbonato de soda y cuando burbujee lo añadimos a la mezcla anterior.

Se reparte la mezcla en los moldes y se hornea durante 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Sacar del horno y dejar enfriar 5 minutos en la bandeja. Pasado este tiempo, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Mientras se enfrían, preparamos el frosting de queso y empezamos tamizando el azúcar glas.

En el cuenco de la batidora batir a poca velocidad el queso muy, muy frío con el azúcar hasta conseguir una textura firme (aproximadamente 3 minutos).

Derretir la mantequilla en el microondas, función descongelación. Ha de quedar derretida, pero no caliente.

Añadir la mantequilla a la mezcla de queso y azúcar, batiendo a poca velocidad unos 3 minutos hasta que adquiera una consistencia firme.

Antes de acabar el batido incorporar el colorante (opcional)

Decorar los cupcakes con la cobertura de queso. En este caso utilicé la boquilla 1M de Wilton.

IMG_1877

CUPCAKES NESQUIK DE FRESA CON COBERTURA DE CHOCOLATE BLANCO

  • 135 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 150g de azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 150g de harina
  • ½ sobre de levadura (7 grs)
  • 1 pellizco de sal
  • 3 cucharadas soperas de leche semi desnatada
  • 3 cucharadas de nesquik de fresa
  • Mermelada de fresa para rellenar

FROSTING DE CHOCOLATE BLANCO

  • 50 grs de chocolate blanco postres
  • 135 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 135 grs de azúcar glas

Precalentar el horno a 170º y montar las cápsulas de cupcakes en la bandeja. Pueden ser cupcakes grandotes (10 ó 12)o mini-cupcakes (unos 35/38).

Mezclar el Nesquik con la leche y reservar.  Tamizar en un bol la harina, la levadura y la sal.

Batir la mantequilla (debe estar a temperatura ambiente) con el azúcar hasta que blanquee. Añadir los huevos de uno en uno y seguir batiendo. Añadir el colorante y el Nesquik de fresa disuelto en la leche.

 Añadir la mezcla de harina, levadura y sal poco a poco y batir a velocidad lenta hasta que esté incorporada. Batir medio minuto a velocidad alta.

Se reparte la mezcla en los moldes y se hornea durante 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Sacar del horno y dejar enfriar 5 minutos en la bandeja. Pasado este tiempo, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Con la ayuda de un descorazonador de manzanas o cuchara pequeña, vaciar un poco de masa del centro y rellenar con una cucharada de mermelada de fresa .

Mientras se enfrían, preparamos el frosting y empezamos derritiendo el chocolate en el microonda, en tandas de 30 segundos y con cuidado para que no se nos queme.Dejamos templar.

Batimos la mantequilla (deberá estar a temperatura ambiente) con el azúcar tamizado hasta que quede una mezcla blanquecina. Añadir el chocolate fundido e integrar hasta que quede una masa homogénea.

Disponer el frosting en una manga pastelera y cubrir los cupcakes. Decorar con los toppings

Encontré aquí la receta del cupcake de Nesquik de fresa.

IMG_1875

Cupcakes de oreo con frosting de oreo

la foto 5

¡Demasiado días sin hacer cupcakes! ¡Ese frosting, esa masa blandita! Y ya no podiamos esperar más, así que viendo que en casa las galletas Oreo se han vuelto casi imprescindibles, pensé que transformarlas en cupcakes era una buena opción. Ahora entiendo porqué forman parte de algunos cursos de pastelería y siempre es fácil encontrarlos en las vitrinas de tiendas especializadas en cupcakes. La frase que mejor lo resume es la que me dijo mi marido (a quién no gustan mucho las galletas oreo): “Si las galletas estuviesen como estos cupcakes si que me gustarían”. ¿Alguien da más?

6

Cupcakes

  • 120 grs de mantequilla
  • 110 grs de azúcar
  • 2 huevos medida L
  • 125 grs de harina con levadura
  • 1 cucharada de cacao sin azúcar (utilicé Valor)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120 ml de buttermilk (si no encontráis en el  super, se puede preparar mezclando 120ml de leche con 1/2 cucharada de zumo de limón. Esperar 5 minutos antes de utilizar)
  • 12 galletas Oreo

Frosting de Oreo

  • 100 grs de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 75 grs de mantequilla
  • 175 grs de azúcar glas
  • 4 galletas Oreo
  • La crema de las galletas utilizadas para hacer los cupcakes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Mini oreo para decorar

Precalentar el horno a 170º y montar las cápsulas de cupcakes en la bandeja. Pueden ser cupcakes grandotes o mini-cupcakes.

Tamizar la harina con el cacao y reservar.

12

Montar las claras con la mitad del azúcar hasta que hagan picos. Reservar.

Batir el azúcar restante con la mantequilla en un bol. Sin dejar de batir añadimos el extracto de vainilla, la yema de huevo y la mezcla de harina con cacao. Incorporar también las galletas oreo ralladas y a las que previamente habremos retirado la crema (la utilizaremos para el frosting). Seguimos batiendo poco a poco e incorporamos el buttermilk.

Añadir a la mezclas las claras con una espátula de goma o silicona y de manera envolvente (de abajo hacia arriba).

Llenar las cápsulas hasta 3/4 partes de su capacidad. Si utilizáis un utensilio dosificador de helado es más fácil igualar la cantidad de masa en cada cápsula.

Hornear durante 20 minutos o hasta que al pinchar los cupcakes con un palillo salga limpio.

1

Sacar del horno y dejar enfriar 5 minutos en la bandeja. Pasado este tiempo, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Mientras esperamos a que se enfríen podemos preparar el frosting, Abrimos las galletas y separamos la crema (la añadimos a la que ya tenemos guardada). Picamos las galletas muy finamente con una trituradora o con un molinillo de café. Reservamos.

Tamizamos el azúcar glas y en el cuenco de la batidora batir a poca velocidad el queso muy, muy frío con el azúcar hasta conseguir una textura firme (aproximadamente 3 minutos).

Derretir la mantequilla en el microondas, función descongelación. Ha de quedar derretida, pero no caliente.

Añadir la mantequilla, la esencia de vainilla y la crema de oreo a la mezcla de queso y azúcar, batiendo a poca velocidad unos 3 minutos hasta que adquiera una consistencia firme. Cuando esté bien mezclado, añadimos las galletas trituradas y batimos hasta integrar perfectamente.

Poner la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada y decorar con el frosting y una galleta mini Oreo.

7