Helado de Nesquik de fresa

IMG_1337

En la red había visto recetas con Nesquik de fresa y la verdad es que estaba intrigada: ¿cómo quedarían unos cupcakes o un helado? Así que cuando el otro día me encontré en las estanterías del supermercado con el Nesquik en cuestión, no me lo pensé dos veces y lo cogí. La siguiente decisión era qué hacer con él. Y pensando y buscando y mirando y remirando opté por un helado de fresa que cómo no, tiene sabor a Frigopie. Aunque el de esta receta, está todavía un poco más rico… ¿No os lo creéis? La única manera de saberlo es probar.

IMG_1341

Para lograr la cremosidad y evitar la cristalización (no tengo heladera) opté por utilizar el azúcar invertido del que ya os he hablado en alguna ocasión. Si no tenéis, simplemente lo podéis substituir por azúcar, es decir, sumad a la cantidad de azúcar de la receta la cantidad de azúcar invertido. En el caso el resultado sería: 45 grs azúcar normal + 15 grs azúcar invertido= 60 grs azúcar normal.

HELADO DE NESQUIK DE FRESA

  • 150 ml de leche semi (o entera, a gusto del consumidor)
  • 45 grs azúcar blanquilla
  • 4 petit suisse de fresa (sirve de cualquier marca)
  • 4 cucharada soperas de Nesquik de fresa
  • 200 ml de nata para montar
  • Un poquito de colorante rosa si queréis aumentar el color de la mezcla

Poner a calentar la leche con el azúcar. Apartar del fuego antes de que hierva. Reservar hasta que se enfríe.

Añadir los petit suisse uno a uno. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté bien mezclado.

IMG_1339

Incorporar el Nesquik, remover bien y reservar.

Montar la nata y mezclar con la crema anterior. Hay que hacerlo poco a poco hasta conseguir que esté uniforme. Si os apetece en este punto podéis incorporar el colorante.

Si tenéis heladera, a partir de este punto seguid las instrucciones del fabricante. Si, como es mi caso, no disponéis de ella, el siguiente paso es poner en un recipiente preferiblemente metálico y con tapa e introducir en el congelador durante una hora.

Pasado ese tiempo, sacar del congelador y batir para impedir que cristalice. Volver a congelar y repetir la operación cada 30 minutos aproximadamente, durante un par o tres de horas.

Para servir, poner en el frigorífico durante una media hora hasta que tenga la consistencia apropiada.

IMG_1342

2 thoughts on “Helado de Nesquik de fresa

  1. Hola Aina! Avui mateix l’he fet però substituint alguns dels ingredients ja que sóc intolerant a la lactosa, he utilitzat iogurt i llet de soja. També feia temps que volia fer el gelat amb el nesquick de maduixa i la veritat és que el sabor recorda al frigo pie. Passaré mes voltes per ací. Petons

    1. Hola Carmela. Quina bona sol.lució per transformar el gelat i fer que sigui apropiat pels intolerants a la lactosa o per aquells que prefereixin la soja. M’ha encantat!! T’espero a la meva cuina ben aviat i ara em passaré per la teva a veure les teves creacions

      Un petonás,

      Anabel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s