Galletas de patinadoras

IMG_1364

Hacer y decorar galletas es algo que me gusta muchísimo. Supongo que la principal razón es que puedes dar rienda suelta a la creatividad y dependiendo de la ocasión o del ánimo del día, el resultado es uno u otro.

Para decorar las galletas de hoy he seguido el tutorial que tiene Marina en su blog Blau Kitchen. ¡Es una pasada! Me ha ayudado muchísimo ya que aunque tenía la idea de lo qué quería hacer, también me habían surgido muchísimas dudas que, gracias a este fantástico tutorial, desaparecieron.

IMG_1358

El motivo de las galletas era el final de curso de patinaje de Aina y fueron un regalo para su profesora. El leit-motiv del festival era Disney y las niñas iban con el vestuario acorde con el número que representaban: super-heroínas, Minnie Mouse … Quedaron bastante bien, a la profesora le encantaron y yo pasé un rato fantástico haciendo las galletas. Aunque lo mejor fue el festival: quedó de lujo y las niñas lo hicieron estupendamente.

GALLETAS DE PATINADORAS

MASA

  • 500 grs harina todo uso
  • 250 grs mantequilla en textura pomada (blandita)
  • 120 grs azúcar glas tamizado
  • 10 cucharadas (70 ml) de leche
  • Sabor al gusto: vainilla, naranja, etc.

Precalentar el horno a 180º.

IMG_1357

Extender sobre la mesa la harina y el azúcar glas. Formar un volcán y en el centro poner la mantequilla, la leche y el aroma.

Con los dedos ir uniendo todos los ingredientes hasta que la masa sea homogénea. Dejar reposar en la nevera entre 30 minutos y 1 hora.

Estirar la masa del grosor deseado. Para esto se puede utilizar un rodillo con marcadores incorporados, o como en mi caso un rodillo liso con unos marcadores independientes que se ponen a los lados de la masa. Otro truco es comprar un par de tablillas iguales para poner a los lados de la masa. El resultado final es el mismo: al pasar el rodillo por encima, las tablillas marcarán la medida y la masa quedará de igual grosor.

Hornear a 180º unos 15/20 minutos.

IMG_1361

DECORACIÓN

  • Fondant blanco (marca Funcakes)
  • Fondant de color clarito para el cuerpo (lo compré ya teñido)
  • Colorantes
  • Rainbow Dust Palé Terracotta para dar color a las mejillas
  • Cortadores, cortadores con expulsor, estecas, pinceles, prensador de ajos (si, habéis leído bien), etc.

Teñir el fondant de los diferentes colores que necesitaremos para decorar nuestras galletas.Para que el fondant no se enganche, espolvorear azúcar glas en la mesa de trabajo o mármol. Cortar la forma deseada con los cortadores o con un cuchillito bien afilado o con el instrumental quirúrgico-galletero e ir montando en cada galleta.

IMG_1360

Para hacer el pelo: poner una bolita de fondant en un prensador de ajos y apretar hasta que salgan nuestros “mechones”. Cortar de la medida deseada e ir montando con gracia y salero y cada pieza en su sitio hasta tener nuestra galleta.

Después una bolsita, un lazo y una etiqueta. Et … voilà!

IMG_1353

Helado de Nesquik de fresa

IMG_1337

En la red había visto recetas con Nesquik de fresa y la verdad es que estaba intrigada: ¿cómo quedarían unos cupcakes o un helado? Así que cuando el otro día me encontré en las estanterías del supermercado con el Nesquik en cuestión, no me lo pensé dos veces y lo cogí. La siguiente decisión era qué hacer con él. Y pensando y buscando y mirando y remirando opté por un helado de fresa que cómo no, tiene sabor a Frigopie. Aunque el de esta receta, está todavía un poco más rico… ¿No os lo creéis? La única manera de saberlo es probar.

IMG_1341

Para lograr la cremosidad y evitar la cristalización (no tengo heladera) opté por utilizar el azúcar invertido del que ya os he hablado en alguna ocasión. Si no tenéis, simplemente lo podéis substituir por azúcar, es decir, sumad a la cantidad de azúcar de la receta la cantidad de azúcar invertido. En el caso el resultado sería: 45 grs azúcar normal + 15 grs azúcar invertido= 60 grs azúcar normal.

HELADO DE NESQUIK DE FRESA

  • 150 ml de leche semi (o entera, a gusto del consumidor)
  • 45 grs azúcar blanquilla
  • 4 petit suisse de fresa (sirve de cualquier marca)
  • 4 cucharada soperas de Nesquik de fresa
  • 200 ml de nata para montar
  • Un poquito de colorante rosa si queréis aumentar el color de la mezcla

Poner a calentar la leche con el azúcar. Apartar del fuego antes de que hierva. Reservar hasta que se enfríe.

Añadir los petit suisse uno a uno. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté bien mezclado.

IMG_1339

Incorporar el Nesquik, remover bien y reservar.

Montar la nata y mezclar con la crema anterior. Hay que hacerlo poco a poco hasta conseguir que esté uniforme. Si os apetece en este punto podéis incorporar el colorante.

Si tenéis heladera, a partir de este punto seguid las instrucciones del fabricante. Si, como es mi caso, no disponéis de ella, el siguiente paso es poner en un recipiente preferiblemente metálico y con tapa e introducir en el congelador durante una hora.

Pasado ese tiempo, sacar del congelador y batir para impedir que cristalice. Volver a congelar y repetir la operación cada 30 minutos aproximadamente, durante un par o tres de horas.

Para servir, poner en el frigorífico durante una media hora hasta que tenga la consistencia apropiada.

IMG_1342

Sorbete de fresas y limón

IMG_1440

Verano, calorcito y helados… todo un clásico. Y el de hoy, es un clásico renovado con un sabor ácido muy, muy rico. Además es sencillo, no demasiado calórico y viendo como en este momento se lo come mi hija, directamente del envase, os aseguro que chifla a los peques de la casa.

SORBETE DE FRESAS Y LIMÓN

  • 500 grs de fresas
  • El zumo de 1 limón grande
  • 75 grs de azúcar

IMG_1439

Triturar las fresas con el azúcar y el zumo del limón.

Disponer en un recipiente preferiblemente metálico e introducir en el congelador. Remover cada media hora aproximadamente, hasta que tenga la consistencia de un sorbete o helado.

Si tenéis una heladera, el proceso es más sencillo y simplemente hay que seguir las instrucciones del fabricante.

IMG_1443