Marrons glacés

IMG_0100

Hace un tiempo probé los marrons glacés y quedé totalmente cautivada por ellos. Y como soy un poco cabezota, siempre que encuentro algo de repostería que me gusta insisto hasta encontrar la receta y  poder prepararla en casa.

En el caso de los marrons glacés me resistía un poco el hecho de tener que pelar una por una las castañas. Este tipo de trabajo me da un poco de “palo”, pero tenía tantas ganas de probar este postre en su versión casera, que al final vencí mis reticencias y me puse manos a la obra.

Menos mal que lo hice, porque han quedado muy ricos: con un gusto a vainilla fantástico y una capita crujiente por fuera. Estupendos y totalmente otoñales y/o invernales y navideños.

IMG_0098

MARRONS GLACÉS

  • 500 grs de castañas
  • 600 ml de agua
  • 600 ml de azúcar de caña
  • 1 rama de vainilla de Madagascar

Ponemos una olla con agua en el fuego y mientras vamos quitando las cáscaras a las castañas.

Cuando el agua hierva introducimos las castañas, las dejamos hervir entre 4 y 5 minutos y las vamos sacando. Con un cuchillo de punta fina vamos quitando la piel de las castañas.  Es interesante que las castañas queden enteras y no se rompan (yo no lo logré en todas, pero como es la primera vez …).

IMG_0096

Hacemos un almíbar con el agua, el azúcar y la vaina de vainilla cortada en trozos. Una vez que el almíbar esté en su punto (unos 15 minutos), sumergimos las castañas (mejor si tenemos un cestillo) y las dejamos hervir por espacio de un par de minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar las castañas dentro del almíbar.

Al día siguiente, sacar las castañas y poner el almíbar al fuego. Dejar hervir unos 4 ó 5 minutos y sumergir las castañas. Hervir el conjunto un par de minutos, apartar del fuego y dejar enfriar.

Esta última operación la repetí 4 días más. En total 6 días.

Tras enfriarse después del sexto día, poner en una rejilla y bañar con el almíbar. Dejar secar 24 horas.

IMG_0095

He estado leyendo que una vez se han secado se pueden espolvorear con azúcar glas, pero yo me decidí por otra opción que leí en una receta francesa: mezclé el azúcar glas con un poquito de almíbar y volví a bañar los marrons glacés. Una vez secos, se ponen en cápsulas de papel y … Voilà!! Unos fantásticos marrons glacés caseros.

2 thoughts on “Marrons glacés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s