Cupcake de vainilla con frosting de queso y plátano

La temperatura ha bajado unos grados y se me acabaron las excusas para hornear cupcakes. Al menos, eso me han dicho mis hijos. Así que yo que soy una madre obediente me he puesto manos a la obra. Y aprovechando que en el grupo Cocinamos juntas el tema de la semana era el plátano, he decidido que el frosting de queso tuviese ese sabor.

Buenííííísimo. Nada empalagoso, más bien al contrario da un punto de frescor muy rico.

Ahí va la receta.

CUPCAKE DE VAINILLA

  • 3 huevos grandes
  • 150 grs de harina
  • 150 grs azúcar
  • 100 cc de aceite suave de acidez 0,4º (ó 150 grs de mantequilla)
  • ½ sobre de levadura (7 grs)
  • Aroma de vainilla

Precalentar el horno a 200º y montar las cápsulas de cupcakes en la bandeja. Pueden ser cupcakes grandotes o mini cupcakes.

Tamizar la harina con la levadura. Reservar.

Montar dos claras con la mitad del azúcar hasta que hagan picos.

Mezclar el azúcar, las yemas, el huevo restante y batir hasta triplicar el volumen. Añadir el aceite y el aroma.

Añadir a la mezcla la harina tamizada con la levadura y las yemas con una espátula de goma o silicona y de manera envolvente (de abajo hacia arriba).

Llenar las cápsulas hasta 3/4 partes de su capacidad. Si utilizáis un utensilio dosificador de helado es más fácil igualar la cantidad de masa en cada cápsula.

Hornear 15 minutos o hasta que al clavar un palillo éste salga limpio.

Sacar del horno y dejar reposar 10 minutos en la bandeja. Pasado este tiempo, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

FROSTING DE QUESO Y PLÁTANO

  • 200 grs de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 65 grs de mantequilla
  • 100 grs de azúcar glas
  • 80 grs de plátano triturado

Tamizar el azúcar glas.

En el cuenco de la batidora batir a poca velocidad el queso muy, muy frío con el azúcar hasta conseguir una textura firme (aproximadamente 3 minutos).

Derretir la mantequilla en el microondas, función descongelación. Ha de quedar derretida, pero no caliente.

Añadir la mantequilla a la mezcla de queso y azúcar, batiendo a poca velocidad unos 3 minutos hasta que adquiera una consistencia firme. Cuando la mezcla sea uniforme integrar el plátano triturado. Batir un par de minutos más.

NOTAS:

  1. Es muy importante que el queso esté muy, muy,  frío.
  2. Puede ser light, pero no extra-light. Para que la cobertura tenga cuerpo el queso debe tener un porcentaje de materia grasa.
  3. Para conseguir un frosting perfecto, la mantequilla deberá estar derretida pero nunca caliente.

Para montar los cupcakes

Cargar el frosting en la manga pastelera. Yo lo hice en dos: una pequeña para los mini cupcakes y una grande. Adornar, servir y comer. ÑAMMMM.

6 thoughts on “Cupcake de vainilla con frosting de queso y plátano

    1. Hola guapa, encantada de conocerte aunque sea por la red. La respuesta a tu pregunta es no, el frosting no se oscureció en absoluto ni se modificó su aspecto ni tampoco su sabor. Se mantuvo perfecto.

      Me ha hecho mucha ilusión que me contactases desde tan lejos. Ha sido un auténtico placer. Estoy a tu disposición.

      Un beso enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s