¡¡¡¡¡ Mi primer encargo de galletas!!!!! Y cupcakes de mojito

¡ Mi primer encargo de galletas! Puede parecer una tontería, pero me ha hecho una ilusión … Mi sobrina me llamó para encargarme 21 galletas para el cumpleaños de su amiga Claudia. No quería una cosa complicada: algo sencillo parecido a lo que hice en el cumpleaños de Francesc. Así que me puse manos a la obra y este es el resultado:

A Georgina (mi  sobrina) le gustaron mucho y espero que también a la homenajeada.

La receta de las galletas es la que utilizo siempre (clic aquí) y están adornadas con fondant. Los puntitos alrededor son de glasa blanca.

Listas para ser entregadas a la cumpleañera.

Añadí unos cupcakes de mojito. Me pareció un buen final de fiesta: cupcakes refrescantes, juveniles y un punto divertidos. Los hice  con la receta de vainilla que utilizo habitualmente, cambiando el sabor por limón y añadiendo un poco de colorante verde. Y para el frosting, tuneé el de queso añadiendo mojito del que ya viene preparado. Supongo que también se puede hacer con buttercream. Pero personalmente, me gusta más el de queso.

Aquí os dejo la receta.

CUPCAKES DE MOJITO

Cupcakes de limón

  • 3 huevos grandes
  • 150 grs de harina
  • 150 grs azúcar
  • 100 cc de aceite suave de acidez 0,4º (ó 150 grs de mantequilla)
  • ½ sobre de levadura (7 grs)
  • Aroma de limón
  • Colorante verde (opcional)

Precalentar el horno a 200º y montar las cápsulas de cupcakes en la bandeja. Pueden ser cupcakes grandotes o mini cupcakes.

Tamizar la harina con la levadura. Reservar.

Montar dos claras con la mitad del azúcar hasta que hagan picos.

Mezclar el azúcar, las yemas, el huevo restante y batir hasta triplicar el volumen. Añadir el aceite,  el aroma y el colorante.

Añadir a la mezcla la harina tamizada con la levadura y las yemas con una espátula de goma o silicona y de manera envolvente (de abajo hacia arriba).

Llenar las cápsulas hasta 3/4 partes de su capacidad. Si utilizáis un utensilio dosificador de helado es más fácil igualar la cantidad de masa en cada cápsula.

Hornear 15 minutos o hasta que al clavar un palillo éste salga limpio.

Sacar del horno y dejar reposar 10 minutos en la bandeja. Pasado este tiempo, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Almíbar

  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de agua
  • 2 tbsp (cucharadas) de mojito preparado

Hervir el agua con el azúcar. Retirar del fuego cuando tenga la consistencia de un almíbar flojo.  Cuando esté tibio añadir el mojito.

Frosting de mojito

  • 400 grs de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 125 grs de mantequilla
  • 200 grs de azúcar glas
  • Colorante amarillo (opcional)
  • 3 tbsp (cucharadas) de mojito

Tamizar el azúcar glas.

En el cuenco de la batidora batir a poca velocidad el queso muy, muy frío con el azúcar hasta conseguir una textura firme (aproximadamente 3 minutos).

Derretir la mantequilla en el microondas, función descongelación. Ha de quedar derretida, pero no caliente.

Añadir la mantequilla a la mezcla de queso y azúcar, batiendo a poca velocidad unos 3 minutos hasta que adquiera una consistencia firme.

Antes de acabar el batido incorporar el colorante y el mojito.

Montaje de los cupcakes

Nada más sacar del horno los cupcakes, los pincelamos con el almíbar.

Llenamos una manga pastelera (utilicé la boquilla 1M Wilton) con el frosting de mojito y decoramos con un trocito de lima pasada por azúcar. una hoja de hierbabuena  y una caña.

Moltes felicitats Claudia! Y gracias Georgina por confiar en la tieta. Un petó ben grossssssss.

Curso de galletas en Ara Galetes

El viernes pasado fui a hacer un curso de galletas al atelier de Ara Galetes. Ya conocía a Ara de una vez anterior,  pero en aquella ocasión el curso (de macarons) lo daba Manolo Cuina y no Ara, así que ha sido la primera vez que la he tenido como profesora.

¡Qué decir! Profesional, amable, un encanto. La clase era de cinco horas pero  alargamos hasta finalizar la decoración de todas las galletas. Y eso que no todas vivíamos en Barcelona o cercanía. Dos de las alumnas eran de Igualada y había una que vino expresamente ¡desde Gernika! Así que como podéis ver es un curso totalmente recomendable.

Y el atelier es muy bonito, tipo “british” con sus cenefas y sus rosas. Muy chic.

En el curso nos centramos no tanto en la masa, como en la decoración de las galletas.

Aprendimos a teñir masa y decorar con stencils y glasa:

Decoración con plantilla y glasa negra

A decorar y “dibujar” con glasa:

Mariposa de glasa
Con glasa más líquida se puede dibujar …

A decorar con glasa y flores confeccionadas con glasa de otra textura y añadidas después:

Glasa de relleno y detalles en glasa más firme
Detalle de la decoración de la tetera

Conseguimos efectos acolchados:

Nada que envidiar a un bolso Chanel

Con hojas de glasa y relleno de caramelo:

Parece cristal, pero es un caramelo.

Y mi favorita, la number ONE para mí: la decoración de ganchillo

Esta decoración es muy versátil y con un poco de …
… imaginación, podemos crear muchas aplicaciones de “ganchillo”.

Resumiendo, me lo pasé estupendamente y con unas compañeras muy, muy agradables.

Espero poder repetir pronto la experiencia. Tengo pendientes taaaaaaantos cursos: de pasteles, de flores … Uf! ¿Alguien me subvenciona?

Pavlovas con moras

Las Pavlovas eran una asignatura pendiente,  no sé porqué nunca encontraba la ocasión de hacer este postre. Finalmente me he decidido  y como todavía tenía unas cuantas moras el sabor no ha sido un problema.

El resultado no me ha defraudado. Muy ricas! Se pueden rellenar de nata o de yogur para hacer un postre un poco más ligero. Yo las rellené de nata y a tomar viento la línea …

PAVLOVAS CON MORAS

  • 3 claras de huevo
  • 100 grs azúcar glas
  • 2 cucharaditas de Maizena (harina de maíz)
  • ½ cucharadita de vinagre
  • Yogur tipo griego desnatado o nata montada
  • Moras y/o mermelada de moras y/o caramelo de moras

Precalentar el horno a 150º grados.

Montar las claras a punto de nieve. Cuando ya estén, agregar poco a poco el azúcar. Seguir batiendo hasta que el azúcar esté bien integrado y añadir el vinagre. Batir un poco más y espolvorear poco a poco la harina de maíz.

Dibujar un círculo grande (si se desea una única Pavlova) o varios pequeños (para individuales) en un papel sulfurizado. Dar la vuelta al papel para que al dibujar el merengue no se manche.

Introducimos el merengue en una manga pastelera y lo extendemos en los círculos dibujados y después rellenamos el círculo. Para que los bordes queden más marcados se puede dar una segunda vuelta o hacer pequeños picos.

Hornear durante 40/50 minutos. Hay que controlar continuamente el merengue para que no se tueste en exceso.  Apagar el horno y dejar enfriar completamente en su interior. Si no tenemos prisa, podemos dejarlo de un día para otro. Reservar.

Hacer el relleno montando la nata con azúcar. O batiendo un poquito yogur y añadiendo azúcar o edulcorante al gusto.

Rellenar las Pavlovas con cualquiera de estas mezclas y adornar con moras frescas y un poquito de mermelada. Aunque tenía mermelada de mora, preferí utilizar el caramelo de mora que os he comentado en alguna ocasión.

El caramelo de mora … riquísimo.

Las Pavlovas admiten muchas combinaciones ya que la fruta puede ser la que más nos guste o la de estación e incluso congelada, como los frutos rojos. Otra opción: al montar las claras añadir chocolate en polvo o unas gotas de esencia o licor para cambiar el sabor y/o el color.

Torta Bertolina de uvas

Unos amigos nos dieron de su huerto unas uvas negras buenísimas.

Muy chiquititas, pero realmente buenas.

Eran muchas y aunque nunca había hecho postres con uvas empecé a plantearme la posibilidad,  pero no lo tenía demasiado claro … hasta que en Cocinamos Juntas decidimos que la uva era una protagonista fantástica para nuestras receta semanal.

Así que me puse las pilas y empecé a buscar. Y finalmente la encontré … la TORTA BERTOLINA, un postre italiano que tenía una pinta fantástica y que se adaptaba bien a nuestros gustos. Dicho y hecho, busqué los ingredientes y … manos a la obra.

La única diferencia respecto a la receta original del blog italiano (un blog precioso, la verdad) ha sido la variedad de uva. He mirado en la red y en Italia tienen una variedad de uva llamada fragolina, pero no se cuál sería nuestro equivalente, así que hice la receta con las uvas que tenía.  Si alguien sabe sobre el tema y puede ayudarme, encantada. Cualquier aportación es bienvenida.

    

Cuando hago una receta siempre digo que ha salido muy buena, la verdad es que con esta tenía un poco de yu-yu porque no tenía ni idea del resultado final. FANTÁSTICO. La pasta no es demasiado dulce y las uvas tiernas y jugosas … UMMMM una pasada.

He buscado un poco de historia sobre esta torta y he encontrado en diversos foros opiniones diferentes sobre quitar o no las semillas de las uvas. En mi caso no podía: era muy chiquitita y me habría llevado la mitad de la pulpa, pero creo que si las uvas son más grandes, lo suyo es despepitarlas para no arruinar el postre.

TORTA BERTOLINA DE UVAS

  • 500 grs de harina
  • 100 grs de mantequilla
  • 1 vaso de azúcar moreno (utilicé un vaso de agua, lleno en ¾ partes)
  • 1 sobre de levadura
  • 1 pellizco de sal
  • Leche, la necesaria para ligar la masa bien. Yo puse un chorrito pequeñoç
  • Uvas, las necesarias para cubrir la masa
  • Azúcar glas para espolvorear la tarta

Precalentar el horno a 180º.

Enmantequillar y después enharinar un molde (utilicé uno de 24 cms desmoldable). La receta original indica que hay que poner papel de horno en el molde, pero la verdad es que no tuve ningún problema después para desmoldar la tarta: salió sola.

Mezclar bien todos los ingredientes (a excepción de las uvas). Trabajar la masa hasta que quede uniforme.

Separar en dos mitades una un poquito más grande que otra. Coger la mayor y estirar con un rodillo.

Cubrir el fondo del molde con la masa estirada, dejando todo el borde un poco más alto. Poner las uvas cubriendo la masa y espolvorear con azúcar normal.

Estirar la otra mitad de masa y cubrir con ella las uvas. Apretar el borde para que quede bien unido. Untar con aceite de oliva.

Poner en el horno durante 40/45 minutos.

Al sacar del horno, espolvorear con azúcar glas.

Esperar hasta que esté tibia y desmoldar.

No me resta nada más que deciros que BUON APPETITO!!!!!

Mermelada de higos

Ya sabéis de mi afición por las mermeladas caseras, así que como siempre aprovecho la mínima para tener en la despensa cualquier tipo de fruta transformada en mermelada.

Con la de higos me pasa igual que con la mermelada de moras. Ir a recoger las frutas es todavía más divertido que hacer la mermelada. Aunque este verano el calorazo increible ha impedido (al menos por dónde yo estoy) que las moras y los higos sean de campeonato y nos hemos tenido que conformar con lo que hemos encontrado.

Feliz mermelada !

MERMELADA DE HIGOS

  • 1kg de higos pelados
  • 400gr de azúcar
  • 300 ml de agua
  • Zumo de medio limón.

Lavar los higos, pelar y pesar.

Poner en una cazuela al fuego los higos, el agua, el azúcar y el zumo de limón.

Cocer durante unos 30-35 minutos, removiendo de vez en cuando y retirar del fuego cuando espese. Mientras cuece, se puede ir retirando las semillas de los higos.

Si hacéis cantidad, lo mejor es envasar al vacío. Aquí está el enlace a mi mermelada de fresas con pimenta rosa donde explico cómo hacerlo.

Cupcake de vainilla con frosting de queso y plátano

La temperatura ha bajado unos grados y se me acabaron las excusas para hornear cupcakes. Al menos, eso me han dicho mis hijos. Así que yo que soy una madre obediente me he puesto manos a la obra. Y aprovechando que en el grupo Cocinamos juntas el tema de la semana era el plátano, he decidido que el frosting de queso tuviese ese sabor.

Buenííííísimo. Nada empalagoso, más bien al contrario da un punto de frescor muy rico.

Ahí va la receta.

CUPCAKE DE VAINILLA

  • 3 huevos grandes
  • 150 grs de harina
  • 150 grs azúcar
  • 100 cc de aceite suave de acidez 0,4º (ó 150 grs de mantequilla)
  • ½ sobre de levadura (7 grs)
  • Aroma de vainilla

Precalentar el horno a 200º y montar las cápsulas de cupcakes en la bandeja. Pueden ser cupcakes grandotes o mini cupcakes.

Tamizar la harina con la levadura. Reservar.

Montar dos claras con la mitad del azúcar hasta que hagan picos.

Mezclar el azúcar, las yemas, el huevo restante y batir hasta triplicar el volumen. Añadir el aceite y el aroma.

Añadir a la mezcla la harina tamizada con la levadura y las yemas con una espátula de goma o silicona y de manera envolvente (de abajo hacia arriba).

Llenar las cápsulas hasta 3/4 partes de su capacidad. Si utilizáis un utensilio dosificador de helado es más fácil igualar la cantidad de masa en cada cápsula.

Hornear 15 minutos o hasta que al clavar un palillo éste salga limpio.

Sacar del horno y dejar reposar 10 minutos en la bandeja. Pasado este tiempo, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

FROSTING DE QUESO Y PLÁTANO

  • 200 grs de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 65 grs de mantequilla
  • 100 grs de azúcar glas
  • 80 grs de plátano triturado

Tamizar el azúcar glas.

En el cuenco de la batidora batir a poca velocidad el queso muy, muy frío con el azúcar hasta conseguir una textura firme (aproximadamente 3 minutos).

Derretir la mantequilla en el microondas, función descongelación. Ha de quedar derretida, pero no caliente.

Añadir la mantequilla a la mezcla de queso y azúcar, batiendo a poca velocidad unos 3 minutos hasta que adquiera una consistencia firme. Cuando la mezcla sea uniforme integrar el plátano triturado. Batir un par de minutos más.

NOTAS:

  1. Es muy importante que el queso esté muy, muy,  frío.
  2. Puede ser light, pero no extra-light. Para que la cobertura tenga cuerpo el queso debe tener un porcentaje de materia grasa.
  3. Para conseguir un frosting perfecto, la mantequilla deberá estar derretida pero nunca caliente.

Para montar los cupcakes

Cargar el frosting en la manga pastelera. Yo lo hice en dos: una pequeña para los mini cupcakes y una grande. Adornar, servir y comer. ÑAMMMM.

Galletitas de verano y fin de las vacaciones

Hasta aquí han llegado. Todo un año esperándolas y cuando ya te has acostumbrado (rápido, por cierto) … vuelta al trabajo y a la rutina: horarios, coles, deberes … Se acabaron las vacaciones y poco a poco, el veranito.

Qué mejor manera de despedir las vacaciones que con unas galletitas veraniegas que nos recuerden los colores del verano.

La receta de las galletas es la de siempre. La encontraréis aquí.

Y los adornos son de fondant. En el enlace que os adjunto, está la entrada en el blog donde os comenté como adornar las galletas.

Como veréis, no hay mucha variedad ni en la forma, ni en el colorido, pero me he llevado de vacaciones cuatro cortadores de galletas (en sentido literal, cuatro), fondant blanco y un par o tres de colorantes. Y este es el resultado.

Hasta la próxima, vacaciones !!!!!