Bizcocho con Nutella

Los bizcochos caseros son una excelente opción para las meriendas infantiles (bueno, y también para los que ya no somos tan niños). Hace unos días Bea del blog La cocina de Bea publicó un bizcocho casero con Nutella. Y me puse manos a la obra. Si me descuido, ni lo pruebo. Aún no se había enfriado cuando mi hija y un par de amigos se lo zamparon. Puedo dar fe que estaba muy bueno por un trocito que pude pillar entre engulle y engulle.

Volveré a hacerlo, pero modificaré un par de cosillas, a saber: un pelín más de azúcar y bastante más Nutella. Os dejo la receta tal y como la publicó Bea, que había tuneado un poquito la original y entre paréntesis las cosas que por una razón u otra varié de su receta.

BIZCOCHO CON  NUTELLA

  • 200 grs de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 120 grs de azúcar
  • 1 sobre de azúcar moreno avainillado (añadido de mi “cosecha”)
  • 100 grs de mantequilla fundida (substituí la mantequilla por 100 grs de aceite de girasol)
  • 10 cucharadas soperas de leche (la usé semidesnatada)
  • Ralladura de piel de limón (no puse)
  • 9 cucharaditas de café de Nutella (incorporé 10 y me parecieron pocas)

Precalentar el horno a 180º C.

Engrasar un molde y reservar.

Batir el huevo y el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Incorporar la harina tamizada con la levadura y la sal. Agregar la mantequilla (en mi caso el aceite) y mezclar bien. Incorporar la lecha y la ralladura (no le puse).

Mezclar bien y verter la masa en el molde. Alisar la superficie. Ayudándonos de 2 cucharillas depositar Nutella por encima de la masa.

Hornear unos 30 minutos o hasta que al pinchar con un palito el centro del bizcocho, este salga limpio.

Entibiar en una rejilla y desmoldar. Y suerte si llegáis a probar un poco !!!

Clafoutis de fresas y arándanos

Hace tiempo que tenía ganas de hacer un clafoutis. Continuamente en los grupos de cocina en los que estoy veo lo estupendos que quedan, sobre todo el de cerezas, pero no acababa de decidirme.

El empujoncito me ha llegado del grupo Cocinamos juntas, ya que la receta de esta semana es un clafoutis “al gusto”. Primero he pensado hacerlo de cerezas, el más clásico y tradicional y por el sabor de la cereza probablemente uno de los mejores. Pero finalmente me he decidido por algo un pelín diferente.

CLAFOUTIS DE FRESAS Y ARÁNDANOS

  • 250 grs de fresas y arándanos
  • 50 grs. de azúcar
  • 70 grs. de harina
  • 2 huevos
  • 1 pellizco de sal
  • 150 ml de leche

Precalentar el horno a 180º.

Lavar la fruta. Quitar los rabitos y las hojas. Si la fruta es grande, como las fresas, cortarlas a lo largo por la mitad. Poner en un bol con la mitad del azúcar. Remover y reservar durante 1 hora aproximadamente.

Enmantequillar un recipiente apto para el horno si queremos hacer un único clafoutis, o varios pequeños si decidimos hacer individuales. Reservar.

Tamizar la harina y mezclar con la sal y el resto del azúcar. Reservar.

Batir los huevos y añadir a la mezcla de harina, sal y azúcar. Mezclar bien e incorporar la leche. Batir hasta que todo el conjunto esté bien integrado.

Disponer los frutos rojos en los moldes (o el molde) y verter la crema por encima.

Hornear durante unos 30-35 minutos. Entibiar y si se desea, espolvorear con azúcar glas.

Helado de limón

Con el veranito y el calor, los helados son una maravilla, aunque en mi caso soy adicta a ellos y me gustan hasta en invierno. Esta vez he optado por un refrescante helado de limón, tuneando un poco/bastante mi Helado de mermelada de fresas a la pimienta rosa. No deseaba que fuese excesivamente calórico, así que esta vez substituí la nata por clara de huevo montada como hice en la receta de Helado de yogurt de frutas del bosque. En fin, que fue un max-mix que salió rico, riquísimo.

Ahora tengo que ponerme las pilas para el santo de mi hija Aina (y el de servidora) el próximo 26 de julio.  Me ha pedido una tarta, aunque yo habría preferido algo más fresquito y menos pesado con el calor que hace. Pero vaya, la homenajeada manda y ya veremos que hago. Lo más probable es que intente modelar algo con fondant. En la web de Chispitartas tienen unos tutoriales fantásticos y hay uno de unas sandalias que me ha robado el corazón. Si clicáis aqui veréis como no os engaño. De todas maneras, estoy abierta a sugerencias: si se os ocurre algo, por favor, decidmelo!

HELADO DE LIMÓN

  • 125 grs de agua
  • 225 grs de azúcar
  • Zumo de 4 limones (200 – 250 ml)
  • La piel de 1 limón
  • 500 ml de leche (como siempre, usé semi)
  • 2 claras de huevo

Hacer un almíbar de limón: llevar a ebullición durante unos 5 minutos la piel del limón, el azúcar y el agua. Pasado ese tiempo, añadir el zumo de los limones y hervir durante un par de minutos más. Reservar hasta que esté frío.

Añadir a esta mezcla la leche semidesnatada. Volcar en un recipiente e introducir al congelador.

Sacar al cabo de una hora aproximadamente, mezclar con unas varillas y volver  a poner en el congelador. Dejar pasar una hora más y repetir la operación, añadiendo al final las claras de huevo montadas.

Hay que ir repitiendo este proceso un par o tres de veces más hasta que nos parezca que el helado tiene la consistencia deseada.

Semifrío de mascarpone con gelatina de piña

En el grupo de Cocinamos juntas seguimos apostando por postres que no necesiten cuajar en la nevera (ya llegará el invierno y volveremos a nuestras galletitas, cupcakes, bundts …). Así que esta vez he optado por un postre con lácteos  y fresquito.

Empecé guiándome por la receta de la web Butta la pasta, pero la verdad es que el tuneo ha sido colosal: no me apetecía hacer una tarta grande y prefería individuales, así que opté por poner el semifrío directamente en copas de helado en lugar de base de galleta y mantequilla, tampoco encontré ricotta en el super, pero sí mascarpone, substituí el vino por miel …

SEMIFRÍO DE MASCARPONE CON GELATINA A LA PIÑA

  • 250 grs. mascarpone
  • 240 ml. nata para montar
  • 25 grs. azúcar glas
  • 20 grs. de gelatina en hojas
  • 30 grs. de miel
  • 60 grs. de piña

Poner en un recipiente con agua fría 15 grs. de gelatina en hojas. Reservar.

Batir en un recipiente el mascarpone. Reservar.

Montar la nata con el azúcar glas. Añadir poco a poco y con movimientos envolventes al mascarpone. Reservar la mezcla.

Mientras, calentar 15 grs. de miel y deshacer en ella la gelatina escurrida. Incorporar a la mezcla de mascarpone y nata. Cuando el conjunto esté bien integrado verter sobre las tulipas y poner en la nevera unas 2 horas.

Volver a poner un recipiente con agua fría y la gelatina restante. Reservar.

Pelar y trocear la piña. Triturar y reservar.

Calentar la miel restante y deshacer la gelatina escurrida. Incorporar a la fruta triturada hasta que el conjunto esté bien mezclado. Cubrir con cuidado las tulipas con la crema de mascarpone y nata. Adornar si se desea con fruta, hojas de menta, etc.

Se puede hacer con cualquier tipo de fruta o combinando más de una. Una buena opción también es substituir la miel por vino blanco.

Mermelada de melocotón

Alguna vez ya he comentado que me encantan las mermeladas caseras. No tienen nada que ver con las que se comercializan: son mucho más gustosas y la textura es muy agradable. Y las frutas de estación son excelentes para hacer mermelada: de fresas, de melocotón, de higos, de moras, de popurrí … si, de popurrí: que si me sobra un plátano, que si tengo una manzana y una pera. Quedan fantásticas!

La de hoy es un clásico, pero un gran clásico.

MERMELADA DE MELOCOTÓN

  • 500 grs. de melocotón
  • 300 200 grs de azúcar blanquilla
  • 100 50 grs de azúcar moreno (al hacer mermelada tantas veces, he regulado el nivel de azúcar y creo que así queda mucho más rica. Además, el azúcar moreno es optativo, puede ser 250 grs de blanquilla)
  • El zumo de medio limón
  • 1 rama de canela

Pelar y (Una señora amabilísima de Organyà me dijo que no pelase las frutas: bien lavadas y a aprovechar la piel y sus propiedades) Trocear el melocotón hasta hacer los 500 grs. Poner en un recipiente, cubrir con los dos tipos de azúcar, el limón y la canela. Mezclar bien y dejar reposar unas  horas en la nevera.

Pasado ese tiempo, poner al fuego y llevar a ebullición aproximadamente 30 minutos o hasta que nos parezca que la textura es la correcta. Retirar la  rama de canela y envasar.

Si os gusta con una textura fina, se puede triturar.

Si hacéis cantidad, lo mejor es envasar al vacío. Aquí está el enlace a mi mermelada de fresas con pimenta rosa donde explico cómo hacerlo.

Cóctel de pepino, limón y limoncello

Con estos días de calor intento aparcar al máximo el horno y en algunos casos, hasta los fogones. Busco recetas que aporten vitaminas y sean ligeras y fresquitas y en esa línea está este cóctel de pepino, limón y limoncello: sano (vale, lleva un poquito de alcohol, pero poquito) y refrescante. El pepino, el limón y la hierbabuena juntos dan un toque de frescor increíbles.

COCTEL DE PEPINO, LIMÓN Y LIMONCELLO

  • 300 grs. de pepino
  • 1 vaso de chupito de Limoncello
  • El zumo de dos limones
  • 6-8 cucharadas de azúcar
  • 10 hojas de menta o hierbabuena

Pelar el pepino, cortar en trozos pequeños y poner en el vaso de la batidora con las hojas de menta o hierbabuena. Triturar hasta obtener una mezcla fina y homogénea.

Poner en una coctelera con el azúcar, el limoncello y el limón y agitar.

Servir bien frío decorado con hojas de hierbabuena o limón. Se puede añadir unos cubitos de hielo.

*AVISO A NAVEGANTES: No dispongo de coctelera, así que suplí la carencia poniendo todo en un termo metálico que hizo las veces de coctelera. Menos glamuroso, pero igual de efectivo entiendo que excepto para los puristas, pero “ la necesidad agudiza el ingenio”.

Gracias a Tania del blog Dulcis in furno, ya que la receta la encontré ahí.