Torta de Aranda

TORTA DE ARANDA

Os presento mi torta de Aranda. Seguro que no está perfecta, pero tenía (digo tenía porque ya no existe: duró un suspiro) un sabor fantástico.

Esta receta la presento al concurso de 5º Aniversario de  RECETAS DE MAMÁ . Se puede participar cocinando algún plato de su recetario o de nuestra tradición familiar. Pensando, pensando, recordé sabores de mi infancia: los roscos de Navidad de mi abuela (ahora de mi madre), los cangrejos de río y la torta de Aranda que comía cuando iba de vacaciones a Palencia y Valladolid de donde es mi padre,  y me decidí: ya que no era posible hacer cangrejos (ni frescos, ni congelados, no es la época), la torta de Aranda se llevó el premio.

TORTA DE ARANDA CON ROMERO
A esta torta le puse romero antes de hornearla.

Como la masa da para hacer dos tortas grandes o cuatro pequeñas, hice dos grandes: una normal, la clásica que he comido siempre y otra a la que añadí romero y que recordaba bastante a una focaccia italiana, aunque con menos sal. Es una receta adaptada de X. Barriga.

TORTA DE ARANDA

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 10 grs de sal
  • 300 grs agua templada
  • 10 grs de levadura de panadero
  • 40 ml de aceite de un buen aceite de oliva + aceite para pintar las tortas

Deshacemos la levadura en el agua templada y la ponemos en la cubeta de la panificadora. Añadimos la harina y la sal. Hice la masa con la panificadora, por lo que la puse en el programa de amasado y cuando llevaba unos minutos añadí el aceite en forma de hilo. El programa de masa de mi  panificadora incluye el proceso de amasado y de reposo (dura 90 minutos), pero si no disponéis de una lo hacéis de manera manual y queda estupenda. Una vez esté la masa (con cuerpo y un pelín pegajosa, pero no en exceso), la dejáis reposar tapada con un paño unos 90 minutos.

Masa en la panificadora.

Pasado este tiempo, hay que dividir la masa. Yo lo hice en dos partes para obtener dos panes grandes, pero también se puede dividir en cuatro.

Con cada una de las partes hay que hacer una bola de unos 2 cms de grosor y aplanarlas. Poner sobre papel de horno enharinado y tapar con un paño de cocina humedecido. Dejar reposar entre 1 hora y media y 2.  Una vez fermentada, pinchar la masa con los dedos para obtener los agujeritos de la masa típicos de la torta de Aranda. Poner en la rejilla del horno en el mismo papel de hornear y pincelar con aceite de oliva.

Torta preparada para el horno.
Torta con romero antes del horneado

Con el horno precalentado a 220º, introducir la bandeja con la torta o tortas si caben todas. Es necesario poner un pequeño recipiente con agua para que genere vapor durante la cocción. Hornear durante 20 minutos aproximadamente, o hasta que las tortas estén doraditas.

Al sacar del horno, volver a pincelar ligeramente con aceite de oliva.

2 thoughts on “Torta de Aranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s