Granizado de limón (Granita di limone)

A riesgo de parecer repetitiva y hacerme cansina y como ya os comenté en el post de los Cupcakes Capri, el mejor granizado de limón (granita di limone) es el que tomé hace unos años en Capri. Aunque la verdad es que todos los que tomé en el Sur de Italia estaban fantásticos.

Así que para refrescarnos un poco, que el veranito ya está aquí, os dejo la receta del granizado de limón. He ido adaptando un poco las cantidades en función del gusto de los catadores, léase: “mami, un poco más dulce”, “mami, un poco menos dulce” hasta que la mami lo hace al gusto de todos.

 

GRANIZADO DE LIMÓN (GRANITA DI LIMONE)

  • 10/12 limones.
  • 450 grs de azúcar
  • 500 ml de agua

Exprimir los limones, lavar bien el limón restante y rallar la piel. Reservar.

Llevar el agua a ebullición. Retirar del fuego y añadir el azúcar removiendo hasta que se deshaga. Una vez el almíbar esté tibio añadir el zumo y  la ralladura de limón.

Colocar en una bandeja en el congelador, teniendo la constancia de remover la mezcla con un tenedor cada 30 minutos aproximadamente para que adquiera la consistencia granulosa del granizado y no quede congelado en un solo bloque.

Decorar con hojitas de menta y ralladura de lima o limón.

Hummus (paté de garbanzos)

El hummus es una receta de origen árabe. Es un riquísimo paté de garbanzos que se toma con pan de  pita, pero  yo había horneado Torta de Aranda y realmente creo que quedó genial.  También está muy rico con verduras en crudités.

Me parece una manera original y diferente de consumir esta legumbre.

Espero que os guste.

HUMMUS (PATÉ DE GARBANZOS)

  • 400 grs. de garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • 3 ó 4 cucharadas de Tahini (pasta de semillas de sésamo)
  • 1/2 limón exprimido
  • 4 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Sal y pimienta

Poner los ingredientes en un recipiente y batir hasta que la textura sea cremosa y homogénea, sin grumos. Si queda demasiado espeso se puede añadir un poco de agua de la cocción de los garbanzos o si son de bote, de su líquido.

Poner en un bol de servir y adornar con un poco de pimentón y un chorrito de aceite de oliva.

 

Leche merengada

¿Qué os parece una leche merengada para refrescarse ahora que empiezan los días cálidos? Es una opción sana y que normalmente gusta mucho a los niños (que le pregunten a Aina!) Además es muy facilita de hacer y rápida.

Probad y ya me diréis que os ha parecido.

LECHE MERENGADA

  • 1 litro de leche
  • 100 grs de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada sopera de azúcar glas
  • Piel de un limón
  • 2 claras de huevo
  • Canela en polvo

Ponemos a calentar la leche con el azúcar, una rama de canela y la piel del limón bien limpia.

Hevir un par de minutos y retirar del fuego. Reservar y dejar enfriar completamente.

Preparar  un merengue batiendo las claras a punto de nieve con el azúcar glas. Añadirlo a la leche fría mezclando con movimientos envolventes.

Introducir en la nevera hasta que esté bien frío. Servir adornado con canela en polvo.

Ensalada de lentejas con vinagreta de mostaza

El verano y el calorcito me encantan. Es que es todo: el sol, oscurece más tarde, un refresco en una terraza … y las comidas estivales que encuentro apetecibles y fresquitas, sobre todo las ensaladas. Se pueden hacer de cualquier tipo: con legumbres, con pasta, el fantástico taboulé. Además  acostumbran a ser éxito seguro y gustan a mayores y a peques.

Así que paseando por los blogs/cocinas que tiene la red, encontré el concurso de El blog de Debora que nos emplaza a preparar ensaladas con cualquier ingrediente con la única condición que haya alguno de color verde. No nos lo pone demasiado difícil, ¿verdad?.

ENSALADA DE LENTEJAS CON VINAGRETA DE MOSTAZA

  • 1 bote de  lentejas cocidas
  • 12/14 tomatitos cherry
  • 150 grs. de salmón ahumado
  • 200 grs. de gambas peladas
  • 200 grs. de queso feta
  • Unas hojas de canónigos
  • Olivas
  • Aceite de oliva, sal, pimienta y hierbabuena (opcional).

Pelar y picar en juliana la cebolla. Freír a fuego muy lento con un poquito de sal y azúcar para que caramelice. Reservar.

Freímos en aceite caliente las gambas peladas. Tanto si son frescas como congeladas no las debemos freír demasiado para que no queden duras. Si optamos por la versión congelada, han de estar completamente descongeladas antes de freírlas. Salpimentar y reservar.

Seguidamente preparamos el resto de ingredientes que acompañarán a las lentejas: partimos a cuartos los tomatitos cherry, cortamos en dados el queso feta y retiramos las raíces de los canónigos. También picamos en trozos no demasiado pequeños el salmón y unas hojitas de hierbabuena. Reservamos todos los ingredientes.

VINAGRETA DE MOSTAZA

  • 5 cucharadas de mostaza de Dijon
  • 10 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 chorrito de vinagre de Jerez
  • Sal y pimenta

Poner la mostaza en un bol y añadir el aceite en forma de hilo mientras batimos. Ha de quedar una mezcla homogénea y ligada. Si es necesario, añadir un poquito más de aceite.

Incorporar la cantidad de vinagre al gusto y salpimentar.

Para montar la ensalada

Poner las lentejas en una ensaladera, añadir la cebolla, las gambas y el salmón. Mezclar cuidadosamente. Seguimos añadiendo los tomatitos, el queso, las olivas (pueden ser al gusto) y los canónigos.

Regar la ensalada con la vinagreta, mezclar bien para que los sabores puedan fusionarse y servir bien fresquita.

Hay otra opción y es poner la salsa en salsera aparte y que cada comensal se sirva la cantidad que desee o cambie el aliño si no lo gusta la mostaza.

Cupcakes Sacher

Ya sé que es un peligro para la línea, y para el colesterol. Que el verano está a la vuelta de la esquina y que la operación biquini tiembla con esta dosis de chocolate, pero lo siento, hay días que cuando te levantas el cuerpo te pide una ración de chocolate y tú eres débil y no puedes negársela.

Así que pensé que mejor que hacer una gran tarta de chocolate y para evitar tentaciones, unos cupcakes y así pecar de uno en uno …

CUPCAKES SACHER

  • 3 huevos grandes
  • 150 grs de harina
  • 150 grs azúcar
  • 150 grs de mantequilla
  • 125 grs de chocolate de postre
  • ½ sobre de levadura (7 grs)

Precalentar el horno a 200º y montar las cápsulas de cupcakes en la bandeja. Pueden ser cupcakes grandotes o mini cupcakes.

Trocear el chocolate y poner a deshacer al microondas. Para no correr riesgos, lo pongo en tandas de 1 minuto en la posición descongelación. Cada minuto compruebo el punto del chocolate y añado 1 minuto extra si es necesario. Una vez que el chocolate esté deshecho, se añade la mantequilla.

Tamizar la harina con la levadura. Reservar.

Montar dos claras con la mitad del azúcar hasta que hagan picos.

Mezclar el azúcar, las yemas, el huevo restante y batir hasta triplicar el volumen. Añadir la mezcla de chocolate y mantequilla.

Añadir a la mezcla la harina tamizada con la levadura y las claras con una espátula de goma o silicona y de manera envolvente (de abajo hacia arriba).

Llenar las cápsulas hasta 3/4 partes de su capacidad. Si utilizáis un utensilio dosificador de helado es más fácil igualar la cantidad de masa en cada cápsula.

Hornear 15 minutos o hasta que al clavar un palillo éste salga limpio.

Sacar del horno y dejar reposar 10 minutos en la bandeja. Pasado este tiempo, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

GANACHE DE CHOCOLATE

  • 150 grs de chocolate de postre para fundir
  • 150 grs de nata líquida

Se pone la nata a calentar y antes de que hierva se retira del fuego. Se añade el chocolate y se mezcla bien.

Es preferible hacer la ganache el día antes para que esté completamente fría y a punto para decorar los cupcakes.

Para montar los cupcakes

Hacer un agujero en el cupcake con un descorazonador de manzanas o un cuchillo afilado. Si disponéis de una boquilla de relleno, ahora es el momento de utilizarla, pero si como yo no la tenéis, se hace un agujerito, se tapa y tan contentos. Rellenar de mermelada de albaricoque. Es la mermelada clásica de la tarta Sacher, pero se puede utilizar aquella que más nos guste: fresa, frambuesa …

Rellenar una manga pastelera con la ganache de chocolate (con la 1M de Wilton queda muy bien) y decorar. Se puede adornar a la imaginación del artista pero ¿qué os parece con unas virutas de chocolate blanco?

Granizado de sandía y PREMIOS

El otro día inauguré la temporada comprando sandía y la verdad es que me lucí porque estaba muy insípida. Así que viendo que se iba a morir de risa y que nadie se la iba a comer, pensé que no están los tiempos para tirar nada y la transformé en un refrescante granizado de sandía.

Como postre o simplemente, como refresco es estupendo y muy, muy sano. Si tenéis peques en casa seguro que les encanta y es más aconsejable que los helados industriales.

La receta es, salvando las distancias, la misma que utilizo para hacer el granizado de limón que tanto gusta en casa y del que subiré la receta en breve.

¡¡¡ Buen provecho !!!

GRANIZADO DE SANDÍA

  • ½ sandía
  • 100 grs de azúcar
  • 100 ml de agua
  • Zumo de ½ limón

Quitar la piel y las pepitas a la sandía. Trocear y triturar. Reservar

Llevar el agua a ebullición. Retirar del fuego y añadir el azúcar removiendo hasta que se deshaga. Una vez el almíbar esté tibio, añadir  la sandía triturada y el zumo de limón.

Colocar en una bandeja en el congelador, teniendo la constancia de remover la mezcla con un tenedor cada 30 minutos aproximadamente para que adquiera la consistencia granulosa del granizado y no quede congelado en un solo bloque.

Servir adornado con menta fresca y bolitas de sandía.

Y ahora os voy a explicar dos cosas que me han pasado que me han hecho super, super feliz. ¡He recibido dos premios!

Realmente me ha hecho muchísima, pero muchísima ilusión. Cuando empecé con el blog hace aproximadamente un mes, creía que quedaría en algo anecdótico, un lugar donde colgar mis recetas y que visitarían las personas más cercanas a mí, pero en este tiempo me he dado cuenta que no es así y cada vez que alguien visita mi blog o si tengo suerte, se hace seguidor … la sensación es increible.

Por eso, cuando hace unos días recibí un mensaje de Mónica de  AROMAS DE VAINILLA Y CANELA que me decía que tenía una sorpresa para mí en su blog, realmente me dejó con la boca abierta: le habían concedido el premio Best Blog y ella a su vez lo había otorgado a cinco blogs amigos y ¡¡¡¡¡¡ Les galetes de l’Aina era uno de ellos!!!!!!!!.

Best blog concedido por Aromas de Vainilla y Canela

Por todo esto, MUCHAS GRACIAS MÓNICA. Ah! Y no olvidéis dar una vueltecita por su blog porque os encantará y seguro que os quedáis.

Ahora viene la otra parte, he de dar el premio a cinco blogs y para eso me he reunido conmigo misma, he reflexionado un poco y …. TACHÁN …….:

Y llegué al summum de la felicidad … al encontrar un mensaje de Lourdes de LOURDES COOKIES emplazándome a su blog porque tenía una sorpresa para mí.  A Lourdes le han concedido el premio Liebster blog y se ha acordado de mí y de ¡¡¡¡ Les galetes de l’Aina !!!!  GRACIAS LOURDES. Os recomiendo que paséis por su blog: tiene unas recetas de lujo y las presentaciones son estupendas. Seguro que estáis en su cocina mucho, mucho rato.

Liebster blog concedido por Lourdes Cookies

Y siguiente reunión conmigo misma y jornada de reflexión, pero al final me he decidido por estos maravillosos cinco blogs, con menos de 200 seguidores:

Los blogs a los que he premiado son básicamente de cocina, pero también hay temas variados. Espero que os haga tanta ilusión como a mí. Ha sido estupendo, tanto recibir los premios como darlos. Un besazo enorme a tod@s.

Escalopines de ternera al limón

Este plato lo había comido fuera de casa en más de una ocasión porque particularmente me encanta, pero no me había atrevido a hacerlo porque el sabor a  limón es un poco particular y no a todo el mundo agrada en caliente. Pero vaya, según mis críticos gastronómicos estaba muy rico. Ha quedado un plato resultón y del que no ha sobrado nada de nada.

ESCALOPINES DE TERNERA  AL LIMÓN

  • 700 grs de ternera
  • 500 grs de caldo suave
  • Zumo de 1 limón + ralladura
  • Harina
  • Maizena
  • Aceite
  • Sal y pimienta

Poner aceite en una sartén antiadherente y cuando esté caliente ir friendo ligeramente la ternera enharinada y salpimentada, teniendo cuidado que el aceite no se queme.

Una vez que la ternera esté dorada por ambos lados, retirar del fuego y poner en un plato preferentemente caliente.

En un bol deshacer la maicena en el caldo frío y añadir a la sartén en la que hemos rustido la carne, uniendo al fondo de cocción a fuego suave. Añadir el zumo del limón y la corteza rallada hasta que la salsa espese. Salpimentar la salsa y unir la ternera dejando que cueza junto durante unos minutos.

Este plato también se puede preparar con pollo escalopado.